Inicio / Vista / Uveítis, como afecta el ojo y cuales son las causas más frecuentes

Uveítis, como afecta el ojo y cuales son las causas más frecuentes

Califica este post

La uveítis es la inflamación de la úvea, lámina intermedia del ojo situada entre la esclerótica y la retina.

La úvea es la capa media del ojo. Se encuentra debajo de la parte blanca del ojo (la esclerótica). Está formada por el iris, el cuerpo ciliar y la coroides. Estas estructuras controlan muchas de las funciones del ojo, lo que incluye adaptarse a los diferentes niveles de luz o a las distancias de los objetos.

Causas de la uveítis

Las causas por las que se produce una uveítis son diversas, y en muchos casos ni siquiera se conoce la causa, pero las más frecuentes son:

  •  Trastornos autoinmunitarios como la artritis reumatoidea o la espondilitis anquilosante.
  • Infecciones bacterianas diseminadas (tuberculosis, sífilis)
  • Infecciones por parásitos (toxoplasma principalmente).
  • Infecciones por hongos (cándida, histoplasma).

La forma más común es la uveítis anterior, la cual implica inflamación de la parte frontal del ojo. A menudo se denomina iritis, debido a que generalmente sólo afecta el iris, la parte coloreada del ojo. La inflamación puede estar asociada con enfermedades autoinmunitarias, pero la mayoría de los casos se presenta en personas sanas. Este trastorno puede afectar únicamente a un ojo y es más común en las personas jóvenes y de mediana edad.

Tipos de uveítis

Se suele clasificar en cuatro tipos:

  • Anterior o iridociclitis: Afecta primordialmente al iris y cuerpo ciliar. Es la más frecuente, entre el 70 y 90 por ciento de las uveítis. Es una inflamación del iris del ojo, córnea y cuerpo ciliar, provocada a veces por una enfermedad autoinmune como la artritis reumatoide o la espondilitis anquilosante, aunque en la mayoría de los casos su causa es desconocida. Los síntomas más caracterisitico son: ojo rojo, conjuntiva irritada, dolor y pérdida de visión parcial.
  • Intermedia o parsplanitis: Es la inflamación de la pars plana, área estrecha ubicada entre el iris y la coroides. Generalmente es un proceso leve que afecta a los hombres jóvenes y no se asocia a ninguna otra enfermedad. Es posible que haya una asociación con la enfermedad de Crohn y con la esclerosis múltiple.
  • Posterior. Es la inflamación de la coroides o coroiditis. Si se afecta también la retina se llama coriorretinitis. Puede producir pérdida de visión de intensidad variable, dependiendo del tamaño y la localización de la cicatrización. Si se afecta la parte central de la retina, denominada mácula, la visión central se deteriora.
  • Panuveítis: se ve afectada toda la úvea, es decir, los segmentos anteriores y posteriores del interior del ojo.

Síntomas

La uveítis puede afectar uno o ambos ojos. Los síntomas se pueden desarrollar rápidamente y pueden abarcar:

  • Visión borrosa
  • Percepción de moscas volantes en la visión
  • Dolor en el ojo
  • Enrojecimiento del ojo
  • Sensibilidad a la luz

Causas de uveítis

Diagnóstico

El diagnóstico inicia con una exploración médica por parte del médico, adicional a esto oftalmólogo realizará un fondo de ojo, una técnica que permite ver el interior del ojo y la superficie de la retina a través de la pupila. En las uveítis posteriores se observará que el interior del ojo es turbio y la superficie retiniana está llena de manchas blancas y amarillas, todo ello producto de la inflamación y sus desechos.

En ocasiones se realizaran exámenes de laboratorio para descartar infección o un trastorno autoinmunitario.

Las personas de más de 25 años con pars planitis deben hacerse una resonancia magnética (RM) del cerebro y de la columna vertebral para descartar esclerosis múltiple.

Tratamiento

Uveítis

El tratamiento de la uveítis anterior consistirá en disminuir el dolor y frenar la inflamación. La identificación del factor causante es importante ya que una de las bases del tratamiento la uveítis es eliminar la causa si se conoce.

De forma secundaria, la inflamación se puede paliar utilizando corticoides o medicamentos que suprimen el sistema inmunológico (por ejemplo la ciclosporina).

Enfermedades que pueden causar uveítis

Existen determinadas patologías o infecciones que suelen provocar la aparición de uveítis.

Toxoplasmosis: En la edad adulta, el toxoplasma puede reactivarse cuando el sistema inmune está debilitado, y aparece entonces una uveítis posterior, afectándose la retina con cicatrices negruzcas, es la causa más frecuente de uveítis.

Candidiasis: La candidiasis se debe a la Cándida, una levadura que infecta al ser humano con cierta frecuencia en la piel y mucosas, pero en pacientes inmunodeprimidos es capaz de causar infecciones internas.

Artritis: Se trata de otra enfermedad autoinmune, que en este caso es la causa de uveítis anterior más frecuente en la infancia, después de las uveítis por causa desconocida. Ocurre principalmente en el subtipo oligoarticular, es decir, en las situaciones donde se afectan pocas articulaciones.

Sarcoidosis: Es una enfermedad granulomatosa sistémica, de carácter autoinmune, que afecta a todas las poblaciones y etnias humanas, y fundamentalmente a adultos entre 20 y 40 años. Esta enfermedad puede maniferstarse en cualquier órgano del cuerpo siendo más frecuente en los ojos.

Enfermedad de Behçet: La enfermedad de Behçet forma parte de un grupo de enfermedades denominadas vasculitis. En estas enfermedades se afectan los vasos sanguíneos, en el caso del Behçet los pequeños capilares. Se caracteriza por la aparición de aftas en la mucosa de la boca y en los genitales, y por la afectación de la úvea.

El tratamiento de un trastorno subyacente puede ayudar a prevenir la uveítis en personas con una enfermedad o infección generalizada (sistémicas).

Sobre Susana Caballero

Mira también...

orzuelos

Orzuelos y algunos remedios naturales efectivos para tratarlos

Califica este post Los orzuelos son pequeños abscesos, que se  localizan superficialmente, en la glándula de Zeiss ( glándula …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.