Inicio / Otros / Reanimación cardiopulmonar y como realizarla paso a paso

Reanimación cardiopulmonar y como realizarla paso a paso

Califica este post

La reanimación cardiopulmonar es un  procedimiento de salvamento que se realiza cuando la respiración o los latidos cardíacos de alguien han cesado y tiene como objetivo restaurar la respiración y la circulación sanguínea a los órganos vitales.

Esto puede suceder después de una descarga eléctrica, un ataque cardíaco, ahogamiento o cualquier otra circunstancia que ocasione la detención de la actividad cardíaca.

En 1960, William B. Kouwenhoven, Guy Knickerbocker y Jim Jude describieron las ventajas de la compresión torácica para provocar la circulación artificial. Safar luego estableció el protocolo de la reanimación cardiopulmonar, el cual continuó siendo asumido por la Asociación Estadounidense del Corazón.

Tipos de reanimación cardiopulmonar

Existen dos tipos de reanimación cardiopulmonar

Básica: La puede realizar cualquier persona y se realiza en los primeros minutos de un paro cardiorrespiratorio.

Avanzada: este solo se realiza por personal capacitado, ya que requiere cierto instrumental especializado y el suministro de fármacos.

reanimación cardiopulmonar

Como se realiza una reanimación cardiopulmonar

Las recomendaciones específicas sobre la RCP varían en función de la edad del paciente y la causa del paro cardíaco.

Se ha demostrado que cuando la RCP es puesta en práctica por personas adiestradas en la técnica y se inicia al cabo de pocos minutos tras el paro cardíaco, estos procedimientos pueden ser eficaces en salvar vidas humanas.

La reanimación cardiopulmonar debe practicarse sobre toda persona en paro cardiopulmonar, es decir:

  • Inconsciente: la persona no se mueve espontáneamente, no reacciona ni al tacto ni a la voz;
  • Que no respire: después de la liberación de las vías aéreas (desabrochar la ropa que pueda molestar la respiración), no se observa ningún movimiento respiratorio y no se siente el aire salir por la nariz o la boca

Se recomienda que todo paciente en paro cardíaco reciba reanimación, a menos que:

  1. La víctima tenga una instrucción válida de no ser reanimado;
  2. La víctima presente signos de muerte irreversible como el rigor mortis, decapitación o livideces en sitios de declive;
  3. No se pueda esperar un beneficio fisiológico, dado que las funciones vitales de la víctima se han deteriorado a pesar de un tratamiento máximo para condiciones como el choque séptico o cardiogénico progresivos.

que ghacer en una reanimación cardiopulmonar

Para que una reanimación cardiopulmonar resulte efectiva se debe seguir algunos pasos:

  1. Verificar que la persona responde ante cualquier estimulo o si se encuentra en estado de inconsciencia debido al paro cardiopulmonar.
  2. Es importante llamar a emergencias y reportar el caso, para que llegue profesionales a atender el paciente.
  3. Durante el paro cardiopulmonar, el paciente tiene todos los músculos relajados, lo que provoca que la lengua caiga hacia atrás tapando la tráquea e impidiendo que entre o salga el aire. Por ello, el tercer paso es asegurar la vía aérea, es decir, que la garganta quede libre para que pueda entrar y salir el aire fácilmente de los pulmones, por tal se debe tomar a la persona con una mano en la frente y la otra en el mentón, y se le moverá la cabeza completamente hacia atrás de manera que el mentón suba.
  4. Después de esta maniobra, se debe comprobar si el paciente está respirando, observando el pecho, si sube o baja; escuchando algunos sonidos respiratorios, o sentir el calor del aire expulsado. Si la persona no respira, al cabo de unos minutos el pulso se detendrá.
  5. Se debe realizar compresiones torácicas, que se realiza de la siguiente manera: con la mano dominante de que realizara la maniobra, abierta y la otra encima, con los dedos entrelazados, y se colocan en el pecho aproximadamente entre los pezones, y con los codos extendidos, dejar hacer todo su peso de manera rápida e intensa.
  6. No parar la reanimación, excepto que la víctima se recupere o que los servicios sanitarios se hagan cargo.
  7. Después de las 30 compresiones torácicas, se dan dos ventilaciones artificiales, que se realizan cubriendo firmemente la boca del reanimador con el paciente, se cierra la nariz apretándola con los dedos, mantener la cabeza inclinada y la barbilla levantada y realizar dos insuflaciones boca a boca, cada insuflación debe tomar alrededor de un segundo y hacer que el pecho se levante, para que sean efectivas.

reanimación cardiopulmonar

El aire que se insufla pasa a los pulmones, pero una parte también al estómago. Este se va hinchando a medida que se dan más insuflaciones. Si no se le da tiempo a desinflarse, el aire corre el peligro de llevarse con él al salir el contenido ácido del estómago (jugos gástricos) que podrían inundar la vía aérea y deteriorar gravemente los pulmones (síndrome de Mendelson o síndrome de la respiración ácida) y puede comprometer gravemente la supervivencia de la víctima.

Que no debe de hacerse en una reanimación cardiopulmonar

  •  No debe interrumpirse cuando se esté realizando la reanimación cardiopulmonar, es importante turnarse cada dos minutos para evitar la fatiga
  • Si la persona tiene respiración normal, tos o movimiento, NO inicie las compresiones cardíacas. Hacerlo puede hacer que el corazón deje de latir.
  • Si al realizar el boca a boca no entra todo el aire (puede ser que los labios no estén completamente sellados), no volver a realizarlo, seguir con el ritmo 30 compresiones – 2 ventilaciones.

Sobre Susana Caballero

Mira también...

Liberar estres

¿Estrés? 5 técnicas de relajación que te ayudarán a controlarlo

5 (100%) 1 voto A diferencia de lo que muchas personas creen, el estrés es …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.