Inicio / Otros / Los pulmones, como funcionan y la importancia de cuidarlos

Los pulmones, como funcionan y la importancia de cuidarlos

4.4 (88.4%) 131 votos

Los pulmones humanos son estructuras anatómicas de origen embrionario endodérmico, pertenecientes al aparato respiratorio, se ubican en la caja torácica, delimitando a ambos lados el mediastino.

Los pulmones son tan grandes que ocupan la mayor parte del espacio en el tórax, siendo el izquierdo un poco más pequeño que el que se ubica en la derecha y esto se debe a que en el lado izquierdo debe compartir espacio con parte del corazón.

Anatomía de los pulmones

Los pulmones están protegidos por la anterior mencionada caja torácica que está formada por 12 pares de costillas,  y a la vez están conectadas a la columna vertebral y rodea los pulmones para protegerlos y también al diafragma; que es un músculo en forma de bóveda que trabaja de la mano de los pulmones, quien se encarga de permitir inhalar y exhalar el aire.

donde se ubican los pulmones

Los pulmones son los órganos en los cuales la sangre recibe oxígeno desde el aire y a su vez la sangre se desprende del dióxido de carbono el cual pasa al aire. Este intercambio, se produce mediante la difusión del oxígeno y el dióxido de carbono entre la sangre y los alvéolos que forman los pulmones.

El peso de los pulmones depende del sexo y del hemitórax que ocupen: El pulmón derecho pesa en promedio 600 gramos y el izquierdo alcanza en promedio 500 g. Estas cifras son un poco inferiores en el caso de la mujer (debido al menor tamaño de la caja torácica).

La cisura mayor de ambos pulmones va desde el 4º espacio intercostal posterior hasta el tercio anterior del hemidiafragma correspondiente. En el pulmón derecho separa los lóbulos superior y medio del lóbulo inferior, mientras que en el pulmón izquierdo separa los dos únicos lóbulos: superior e inferior. La cisura menor separa los lóbulos superior y medio del pulmón derecho y va desde la pared anterior del tórax hasta la cisura mayor.

La capacidad pulmonar depende de la edad, peso y sexo; oscila entre 4000-6000 cm³. Las mujeres suelen tener de media un volumen inspiratorio forzado de 1,25 litros menos que los hombres.

Función de los pulmones

La principal función de los pulmones es llevar a cabo el intercambio gaseoso con la sangre, motivo por el cual los alvéolos están en estrecho contacto con los capilares. De hecho, en los alvéolos se produce el paso de oxígeno desde el aire a la sangre, así como el paso de dióxido de carbono desde la sangre al aire, produciéndose por la diferencia de presiones parciales de oxígeno y de dióxido de carbono entre la sangre y los alvéolos.

Otra de las funciones de los pulmones es:

La mucosa de las vías respiratorias está cubierta por millones de pelos diminutos, o cilios cuya función es atrapar y eliminar los restos de polvo y gérmenes en suspensión procedentes de la respiración, evitando, en lo posible, cualquier entrada de elementos sólidos que provoquen una broncoaspiración. Actúan como filtro externo, eliminando en su mayor medida la contaminación a la que está expuesta el cuerpo humano.

Cumple acciones metabólicas, como la eliminación de fármacos y medicamentos; equilibrio ácido-base, metabolismo lipídico por acción del surfactante pulmonar, participación hormonal del sistema renina-angiotensina-aldosterona.

Son de gran importancia para permitir el habla; Por encima de la tráquea está la laringe, en la parte más estrecha de esta se encuentra la glotis, al otro lado de esta hay dos crestas pequeñas llamadas cuerdas vocales, que se abren y cierran para emitir sonidos.

Cuando la persona exhala aire de los pulmones, éste pasa a través de la tráquea y la laringe y llega a las cuerdas vocales, si éstas están cerradas y el aire fluye entre ellas, las cuerdas vocales vibran y producen el sonido.

Enfermedades más comunes

función de los pulmones

Una enfermedad pulmonar o neumopatía es cualquier enfermedad o trastorno que ocurre en los pulmones o que hace que éstos no trabajen apropiadamente.

Existen tres tipos principales de enfermedad pulmonar:

  1. Enfermedades de las vías respiratorias: estas enfermedades afectan los conductos (vías aéreas o respiratorias) que llevan oxígeno y otros gases hacia y fuera de los pulmones. Estas enfermedades causan un estrechamiento u obstrucción de las vías respiratorias y abarcan asma, enfisema y bronquitis crónica.
  2. Enfermedades del tejido pulmonar: estas enfermedades afectan la estructura del tejido pulmonar. La cicatrización o la inflamación del tejido hace que los pulmones no se puedan expandir totalmente.

Esto hace que para los pulmones sea más difícil inhalar oxígeno (oxigenación) y liberar dióxido de carbono. La fibrosis pulmonar y la sarcoidosis son ejemplos de enfermedades del tejido pulmonar. Las personas algunas veces describen la sensación como “llevar puesto un suéter o un chaleco demasiado apretado” que no les permite tomar una respiración profunda.

  1. Enfermedades de la circulación pulmonar: estas enfermedades afectan los vasos sanguíneos en los pulmones. Son causadas por coagulación, cicatrización o inflamación de dichos vasos. Estas enfermedades afectan la capacidad de los pulmones para captar oxígeno y liberar dióxido de carbono e igualmente pueden afectar la actividad cardíaca.

Muchas enfermedades pulmonares involucran una combinación de estos tres tipos.

Las neumopatías más comunes pueden ser:

  • Asma
  • Atelectasia
  • Bronquitis
  • EPOC (enfermedad pulmonar obstructiva crónica)
  • Enfisema
  • Cáncer pulmonar
  • Neumonía
  • Edema pulmonar
  • Asbestosis
  • Aspergilosis
  • Bronquiectasia
  • Bronquiolitis
  • Derrame pleural
  • Neumoconiosis
  • Neumotórax
  • Actinomicosis pulmonar
  • Proteinosis alveolar pulmonar
  • Carbuncosis pulmonar
  • Malformación arteriovenosa pulmonar
  • Fibrosis pulmonar
  • Émbolo pulmonar
  • Histiocitosis pulmonar X (granuloma eosinofílico)
  • Tuberculosis pulmonar
  • Sarcoidosis

Como cuidar los pulmones

Es aconsejable llevar un hábito de vida saludable como:

pulmones

  • Evitar el tabaquismo, ya que el humo de los cigarrillos daña los cilios de la tráquea de forma que no pueden moverse para mantener la suciedad y otras sustancias fuera de los pulmones, además puede dañar las células de los pulmones tanto que las células sanas podrían desaparecer y ser éstas sustituidas por células cancerosas.
  • También es importante evitar el humo del cigarrillo de otras personas fumadoras, los fumadores pasivos que frecuentemente inhalan humo de segunda mano tienen 20 % más riesgo de desarrollar cáncer pulmonar que los no fumadores que nunca han tenido contacto con ese tipo de humo.
  • Evitar la exposición a toda clase de contaminación como el dióxido de carbono entre otros contaminantes comunes del aire.
  • Respirar de manera profunda más frecuentemente, ya que las respiraciones profundas ponen en uso toda la capacidad de los pulmones para oxigenar la sangre.
  • Realizar ejercicios cardiovasculares o aeróbicos fortalece los pulmones facilitando el transporte de oxigeno de los pulmones al corazón y los músculos. Esto hace que los pulmones se esfuercen menos y así funcionen correctamente con menos trabajo.
  • Los estudios han demostrado que las dietas ricas en frutas frescas y pescado están asociadas con beneficios a la salud pulmonar. Esto se aplica particularmente en aquellos que padecen de asma, de la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) y demás enfermedades pulmonares comunes.
  • Mantener la nariz descongestionada, favorece el respirar por la nariz y no por la boca; ya que los vellos de la nariz son como un filtro evitando la entrada de partículas a los pulmones.

Sobre Susana Caballero

Mira también...

Liberar estres

¿Estrés? 5 técnicas de relajación que te ayudarán a controlarlo

5 (100%) 1 voto A diferencia de lo que muchas personas creen, el estrés es …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.