Inicio / Sexualidad / Priapismo, enfermedad poco conocida que afecta a los hombres

Priapismo, enfermedad poco conocida que afecta a los hombres

Califica este post

El priapismo es una erección del pene prolongada. La erección es indeseada, persistente y no es causada por la estimulación sexual o excitación, y es normalmente dolorosa.

El pene no retorna a su estado flácido por un tiempo prolongado de más de tres horas.

Este nombre se deriva de Príapo, el dios griego de la fertilidad, la vegetación y la vida agrícola, que era un personaje que se solía representar con un gran falo en erección perpetua y de tamaño desproporcionado, simbolizando la fuerza fecundadora de la naturaleza.

Causas de priapismo

 En el priapismo, el pene está firme y el glande está blando, es decir, sólo hay erección de cuerpos cavernosos, no en el cuerpo esponjoso donde se aloja la uretra y que incluye el glande.

Una erección normal se produce en respuesta a una estimulación sexual física o psicológica. Esta estimulación provoca que ciertos vasos sanguíneos se relajen y se expandan, aumentando el flujo sanguíneo a los tejidos esponjosos del pene. Por consiguiente, el pene se llena de sangre y se pone erecto. Después de la estimulación, la sangre fluye hacia fuera, y el pene vuelve a su estado no rígido (flácido).

Priapismo

Los factores que pueden contribuir al priapismo pueden ser:

Anemia de células falciformes. Es un trastorno hereditario caracterizado por los glóbulos rojos de forma anormal. Estas células de forma anormal pueden bloquear el flujo de sangre.

Leucemia: Es un tipo de cáncer de la sangre que comienza en la médula ósea, el tejido blando que se encuentra en el centro de los huesos, donde se forman las células sanguíneas.

Talasemia: Es un trastorno sanguíneo que se transmite de padres a hijos (hereditario) en el cual el cuerpo produce una forma anormal de hemoglobina, la proteína en los glóbulos rojos que transporta el oxígeno.

Existen dos tipos de priapismo

Por su mecanismo de producción hay dos tipos de priapismo

  • Priapismo de bajo flujo: También conocido como priapismo isquémico, siendo el más frecuente y el más peligroso. Consiste en un defecto en el drenaje de la sangre de los cuerpos cavernosos. Sucede principalmente en enfermedades hematológicas, como la anemia de las células falciformes y actualmente como complicación del uso de fármacos vasoactivos.
  • Priapismo de alto flujo: También conocido como priapismo no isquémico, y se debe a un exceso de aporte de sangre arterial a los cuerpos cavernosos, debido a una ruptura de una arteria de origen traumático.

Síntomas

Su principal síntoma es una erección del pene atenida de forma prolongada, durante más de 2–4 horas, en ausencia de excitación sexual.

Si se trata de priapismo isquémico, esta erección es dolorosa y el pene está muy rígido.

Si se trata del priapismo no isquémico no siempre es doloroso o el dolor es menos intenso; además, la erección es menos rígida. En estos casos, el paciente sí puede haber tenido actividad sexual. Y los síntomas son asociados a traumatismo sobre el pene o el periné.

Diagnóstico

El diagnóstico será evidente al tener una erección que dura más de 4 horas, el médico efectuara un examen físico para determinar el tipo de priapismo.

Como ayuda para determinar qué tipo de priapismo se trata, se puede realizar una gasometría que consta de extraer  sangre de uno de los cuerpos cavernosos con un aguja muy fina y luego se analizará en un gasómetro, que mide la cantidad de oxígeno, dióxido de carbono y acidez presente en la sangre.

diagnóstico de priapismo

La sangre extraída en los casos de priapismo isquémico es de un color negro y tiene poca cantidad de oxígeno, mucho dióxido de carbono, y además será una sangre acidótica (con un pH bajo). En cambio, en el priapismo de tipo no isquémico la sangre tiene un color rojo, tendrá más oxígeno que dióxido de carbono, y el pH puede ser acidótico, pero en mucha menor cuantía.

Otras pruebas utilizadas son:

Análisis de sangre. La cantidad de glóbulos rojos y plaquetas presentes en la sangre pueden proporcionar evidencia de enfermedades, como la anemia de células falciformes, trastornos sanguíneos o leucemia.

Ultrasonido. Una ecografía, que emplea ondas sonoras para crear una imagen de los órganos internos, se puede utilizar para medir el flujo de sangre en el pene que señalaría si el priapismo es isquémico o bien no isquémico.

Tratamiento

El priapismo isquémico, que ocurre como resultado de que la sangre no es capaz de salir del pene, es una situación de urgencia que requiere tratamiento inmediato. El propósito del tratamiento es hacer que la erección desaparezca y conservar la función eréctil en el futuro.

priapismo

Los tratamientos utilizados es este caso son:

Aspiración: consiste en aspirar la sangre de los cuerpos cavernosos del pene con anestesia local, usando una pequeña aguja y una jeringuilla. Este tratamiento calma el dolor, limpia los tejidos de sangre pobre en oxígeno y puede detener la erección.

Inyección intracavernosa: Consta en la aplicación de inyecciones de  fenilefrina en el tejido esponjoso del pene. Esta droga constriñe los vasos sanguíneos que transportan la sangre al pene, lo que limita el flujo de sangre. Esta acción deja que los vasos sanguíneos que transportan la sangre fuera del pene se abran, permitiendo el flujo de la sangre hacia fuera.

Esta inyección se aplica cada 3-5 minutos hasta que se resuelve el cuadro, o durante una hora.

Cirugía: Si los dos tratamientos anteriores no funcionan se requiere de tratamiento quirúrgico creando una fístula entre los cuerpos cavernosos y el esponjoso, el glande, o una de las venas del pene.

En la misma cirugía se suele colocar una prótesis de pene, ya que es casi imposible que el paciente recupere su función eréctil viéndose afectada la fertilidad.

El priapismo no isquémico acostumbra a desaparecer sin tratamiento. Debido a que no hay un peligro de daño en el pene.

También se recomienda aplicar hielo y presión en el perineo, entre la base del pene y el ano, y esto puede ayudar a finalizar la erección.

Si se proporciona tratamiento rápido, las perspectivas para la mayor parte de los casos de priapismo son muy buenas. No obstante, si se retrasa la atención médica, el peligro de disfunción eréctil permanente es mayor.

Sobre Susana Caballero

Mira también...

Método anticonceptivo mirena

Mirena, dispositivo Intrauterino hormonal, una buena opción anticonceptiva

Califica este post El Mirena es un dispositivo intrauterino (DIU),que actúa como método anticonceptivo por …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.