Inicio / Otros / Malaria, enfermedad causada por parásitos

Malaria, enfermedad causada por parásitos

Califica este post

La malaria o también llamada paludismo es una enfermedad producida por un parásito denominado Plasmodium que se transmite a través de la picadura de mosquitos infectados. Es la primera enfermedad de importancia entre las enfermedades debilitantes.

La enfermedad puede ser causada por una o por varias de las diferentes especies de Plasmodium:

Plasmodium falciparum

Plasmodium vivax

Plasmodium malariae

Plasmodium ovale

El Plasmodium falciparum es el parásito que causa casi todos los casos de malaria grave y complicada. La malaria es una de las principales causas de mortalidad infantil, y en los países en los que todavía es endémica constituye uno de los grandes factores que contribuyen al subdesarrollo.

Vías de transmisión

Los vectores de esta enfermedad son diversas especies del mosquito del género Anopheles. Como es sabido, tan sólo las hembras de este mosquito son las que se alimentan de sangre para poder madurar los huevos; los machos no pican y no pueden transmitir enfermedades, ya que únicamente se alimentan de néctares y jugos vegetales.

Existen otras vías de transmisión, aunque son mucho menos frecuentes: la vía vertical (madre a hijo, durante el embarazo) y la transfusional (transfusión sanguínea, accidente de laboratorio, jeringuillas en los adictos a drogas intravenosas). Este tipo de transmisiones suelen ser más habituales en muchos países de África subsahariana, donde muchas mujeres sufren episodios de malaria durante el embarazo que agravan la anemia y que requieren transfusiones de sangre muchas veces de donantes con infección malárica (en la mayoría de estos países las transfusiones son muy inseguras y a los donantes solamente se les hacen las pruebas del VIH).

como curar la malaria

Después de la infección, los parásitos (llamados esporozoítos) viajan a través del torrente sanguíneo hasta el hígado, donde maduran y producen otra forma, llamada merozoítos. Los parásitos ingresan en el torrente sanguíneo e infectan a los glóbulos rojos.

Los parásitos se multiplican dentro de los glóbulos rojos, los cuales se rompen al cabo de 48 a 72 horas, infectando más glóbulos rojos. Los primeros síntomas se presentan por lo general de 10 días a 4 semanas después de la infección, aunque pueden aparecer incluso a los 8 días.

Epidemiología

La malaria está íntimamente ligada a la pobreza, siendo a la vez causa y consecuencia de ella. Junto con el sida y la tuberculosis, la malaria es uno de los tres retos más importantes de salud pública que están socavando el desarrollo de los países más pobres del mundo. En países con transmisión intensa y permanente, la lucha contra esta enfermedad puede llegar a significar hasta el 40% del presupuesto destinado a salud pública.

La epidemiología del paludismo es compleja y puede presentar variaciones considerables incluso en zonas geográficas relativamente pequeñas. En muy pocos países se ha podido erradicar la malaria y por el contrario en otros se ha observado un recrudecimiento en los últimos años.

Síntomas de la malaria

La mayoría de los síntomas son causados por:

  • La liberación de merozoítos en el torrente sanguíneo
  • Anemia resultante de la destrucción de glóbulos rojos
  • Grandes cantidades de hemoglobina libre liberada en la circulación luego de la ruptura de los glóbulos rojos.

los  síntomas más frecuentes son:

síntomas de malaria

  • Anemia
  • Heces con sangre
  • Escalofríos, fiebre y sudoración
  • Coma
  • Convulsiones
  • Dolor de cabeza
  • Ictericia
  • Dolor muscular
  • Náuseas y vómitos

La forma más grave es el paludismo por P. falciparum (terciana maligna) que puede mostrar un cuadro clínico muy variado que incluye, además de los síntomas clásicos (fiebre, escalofríos, sudoración y cefalea), tos, diarrea, dificultad respiratoria e incluso evolucionar hacia el shock con coagulopatía de consumo, insuficiencia renal y hepática, edema pulmonar y encefalopatía aguda que puede llegar al coma y muerte (paludismo cerebral).

Diagnóstico

Microscopio

  • La gota gruesa: es una técnica de referencia que requiere microscopistas expertos. Es la técnica más difundida.

Permite el examen de una mayor cantidad de sangre en menos tiempo. Se pone una gota en el centro de la lámina y se hacen movimientos envolventes para romper los hematíes y que permita observar los parásitos.

  • Extensión sangre periférica: es más lento que la gota gruesa, no se rompen los hematíes, por lo que los parásitos no cambian la morfología y es más fácil identificarlos.

Serología

La inmunofluorescencia indirecta (IFI) y el inmunoensayo enzimátic (ELISA) se emplean sobre todo en estudios epidemiológicos.

Tratamiento

Primaquina: pertenece al grupo farmacológico de las 8-aminoquinolinas. Se utiliza sola o asociada a la cloroquina; Está indicada para el tratamiento del paludismo causado por plasmodium ovale y plasmodium vivax. También como medida preventiva para evitar el contagio por plasmodium falciparum. Entre los efectos secundarios que produce se encuentran trastornos digestivos como náuseas y vómitos, agranulocitosis o anemia aplásica.

Cloroquina: presenta actividad esquizonticida rápida frente a las formas eritrocitarias, forma complejos con hemo y evita la cristalización. Este es el fármaco de elección para el tratamiento de la infección por P. vivax junto con primaquina.

Artemisina:  Las terapias que combinan la artemisinina con algún otro fármaco anti-malaria son los tratamientos preferidos no solo por su efectividad, también por su tolerancia por los pacientes. El uso dicho medicamento se ha incrementado también en tratamientos contra la malaria vivax.

Quinina: La quinina era el principal compuesto empleado en el tratamiento de la malaria hasta que fue sustituido por otros medicamentos sintéticos más eficaces, este presenta actividad esquizonticida hemática, forma complejos con hemo que resultan tóxicos para el parásito. Se usa en áreas palúdicas con resistencia de P. falciparum. Se le debe asociar un segundo fármaco como clindamicina o doxiciclina.

Prevención

La mayoría de las personas que habitan en zonas donde la malaria es común han desarrollado alguna inmunidad hacia la enfermedad.

Pero existen medios disponibles para las persona que no tenga esa inmunidad como:

foto-2

  • Los mosquiteros tratados con insecticidas de larga duración (sobre todo con piretroides).
  • El rociamiento de interiores con insecticidas de acción residual.
  • El tratamiento combinado con artemisininas.
  • El tratamiento preventivo intermitente durante el embarazo
  • usar ropa protectora sobre los brazos y las piernas.

Sobre Susana Caballero

Mira también...

Liberar estres

¿Estrés? 5 técnicas de relajación que te ayudarán a controlarlo

5 (100%) 1 voto A diferencia de lo que muchas personas creen, el estrés es …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.