Inicio / Alimentos y Suplementos / Luteína, su importancia en para mantener la agudeza visual.

Luteína, su importancia en para mantener la agudeza visual.

Califica este post

La luteína, también llamada vitamina carotenoide, que tiene una estrecha relación con el beta-caroteno y la vitamina A,  es un compuesto químico perteneciente al grupo de las xantófilas .

Es un pigmento amarillo encontrado en plantas, algas , bacterias fotosintéticas y en la yema del huevo.

Es un poderoso fito-nutriente (químico de las plantas) que aunque no es esencial como las vitaminas o minerales juega un papel importante en la salud de los humanos ya que posee propiedades antioxidantes que protegen el organismo de radicales libres y actúa como protector en piel y ojos.

Muchas personas consideran a la luteína como la “vitamina de los ojos.” La usan para prevenir enfermedades a los ojos incluyendo la degeneración macular senil (DMS), las cataratas y la retinitis pigmentosa.

Es una sustancia liposoluble cuya absorción disminuye cuando se consume a partir de vegetales carentes de grasa por ello para mejorar su absorción a través del tracto digestivo requiere la presencia de grasa en la dieta. La luteína es sensible a la cocción por ello un cocinado durante un tiempo elevado de hortalizas de hoja verde puede reducir considerablemente el contenido de ella.

Función de la luteína

luteína

Esta vitamina cumple diversas funciones, entre las que se encuentra:

Entre las principales funciones de la luteína se encuentran sus propiedades antioxidantes que protegen al organismo de los efectos nocivos de los radicales libres.

El ojo tiene una zona denominada mácula y es allí donde actúa la luteína, es el punto donde más agudeza visual tenemos, por lo tanto, esta vitamina es fundamental para una adecuada salud visual.

Ayuda a proteger la piel, evitando su envejecimiento, también se le considera como un filtro de la piel para la luz de menor longitud de onda (azul y violeta).

Fuentes de luteína

Sólo existe un alimento de origen animal que aporte cantidades significativas de luteína, y es la yema del huevo.

Los alimentos de origen vegetal son los que contienen la mayor cantidad de luteína, especialmente los de color amarillo que son los que contienen la molécula de luteína como el maíz, la mostaza, pimientos, manzanas y peras.

Aunque existen algunos alimentos que son verdes y ricos en clorofila, que tiene cantidades importantes de este carotenoide como las algas, lechuga, espinacas y coles de Bruselas.

La luteína también se puede encontrar en suplementos, que aportan gran cantidad de este carotenoide al organismo, aunque estos no son necesarios a menos que lo recete el médico y se haga bajo supervisión de este,  ya que la luteína que requiere el organismo se encuentra en la dieta, y por el contrario los suplementos generan exceso, lo que podría hacer que la piel se torne amarillenta, esto se debe al exceso de luteína que el cuerpo recibe y no es capaz de absorber.

Actualmente esta vitamina se comercializa en suplementos nutricionales unida en muchas ocasiones a la zeaxantina, un pigmento que también ayuda a mantener los ojos en buen estado. Ambas sustancias no pueden ser producidas por el organismo, por lo que deben adquirirse de manera imprescindible a través de la dieta.

beneficios de la luteína

Propiedades de la luteína

Una de las funciones y de las propiedades más importantes de la luteína es la que ejerce en la visión, protegiéndola de dos maneras diferentes, que son:

Debido a su efecto antioxidante, la parte externa de la retina es rica en ácidos poliinsaturados que son atacados por los radicales libres y sufren un proceso de oxidación debido a la incidencia de la luz en esta área y otro es gracias a que actúa como un filtro de luz, protegiendo la vista de algunos de los efectos dañinos del sol.

Ciertos estudios sugieren que la ingesta de grandes cantidades de luteína podría disminuir el riesgo de desarrollar cataratas.

Los altos niveles de luteína en la sangre están ligados a un menor riesgo de desarrollar cáncer de mama.

Al ser un carotenoide de los más potentes, es importante a la hora de prevenir procesos tumorales y cancerígenos, aunque cabe destacar que el tratamiento del cáncer depende de otros muchos factores.

Ayuda a prevenir enfermedades de origen vascular

Ayuda a fortalecer el sistema nervioso

La ingesta de luteína podría reducir el riesgo de desarrollar diabetes.

Deficiencia

Las personas con fibrosis quística podrían no absorber correctamente ciertos carotenoides de los alimentos y a menudo presentar bajos niveles de dicha vitamina. La cantidad de suplementos  absorbida por el cuerpo podría también disminuir en este tipo de pacientes.

Algunos individuos no pueden absorber bien la luteína, como las personas con ojos azules, las mujeres post-menopáusicas y los fumadores, por lo cual se aconseja la suplementación bajo supervisión médica y siempre y cuando no se superen las concentraciones recomendadas.

También es importante tener en cuenta que este carotenoide es liposoluble y por lo tanto, su absorción disminuye cuando se ingieren vegetales sin agregado de grasa.

Toxicidad

Es difícil que se de toxicidad por luteína, cuando esta es suministrada en los alimentos de la dieta diaria, pero un consumo desmesurado de suplementos puede ocasionar concentraciones elevadas de luteína, que aunque no se ha demostrado toxicidad, si genera pigmentación amarilla de la piel (hipercarotenosis) debido al exceso no absorbido de este carotenoide.

Sobre Susana Caballero

Mira también...

Alimentos para bajar los triglicéridos

10 alimentos que te ayudarán a bajar los triglicéridos

5 (100%) 1 voto Los triglicéridos son el principal tipo de grasa que se encuentra …

Un comentario

  1. Sin duda alguna, un suplemento de luteína mejorará muchísimo la mejora de la visión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.