Inicio / Aparato Digestivo / Leucoplasia, manchas blancas en la boca que predisponen al cáncer oral

Leucoplasia, manchas blancas en la boca que predisponen al cáncer oral

2.3 (46.67%) 3 votos

La leucoplasia es una mancha o placa de color blanco, que aparece en la lengua o en las mucosas de la boca, que no se desprende y que no puede ser atribuida clínica o patológicamente a ninguna otra enfermedad.

Es una lesión bucal que presenta histológicamente algunas disqueratosis, como: papilomatosis; hiperqueratosis; y acantosis.

La distribución por sexos varía según la diferente distribución del hábito del tabaquismo, aunque puede decirse que es más frecuentemente en hombres que en mujeres.

Causas de la leucoplasia

El consumo de tabaco es el factor predisponente más común en el desarrollo de leucoplasias orales, aunque una pequeña proporción de ellas no se asocian con una causa conocida.

Existen ciertos factores de riego que favorecen la aparición de leucoplasia ya que provocan irritación como:

  • Asperezas en los dientes
  • Asperezas en las prótesis dentales, obturaciones y coronas
  • Fumar u otros usos del tabaco (queratosis del fumador), especialmente pipas
  • Beber grandes cantidades de alcohol.
  • Enfermedades infecciosas como cándida, sífilis y virus del papiloma humano.

causas de leucoplasia

La leucoplasia vellosa, a veces llamada leucoplasia vellosa oral, resulta de la infección con el virus de Epstein-Barr (EBV), una vez que una persona haya sido infectado con este virus, el virus permanece en el cuerpo de por vida.

Normalmente, el virus está latente, pero si el sistema inmunológico del paciente está debilitado, ya sea por enfermedad o medicamentos cierto, el virus puede reactivarse, dando lugar a enfermedades como la leucoplasia vellosa.

Síntomas

Según sus signos clínicos existen dos tipos de leucoplasias que son:

Leucoplasia homogénea: es una lesión predominantemente blanca de la mucosa oral, uniformemente plana, con una fina apariencia que puede presentar grietas o hendiduras poco profundas y de consistencia no indurada.

Este tipo de leucoplasias suelen ser asintomáticas, el descubrimiento suele ser casual, por lo que el tiempo de evolución de la lesión en muchos casos es incierto, aunque en ocasiones se presenta ardor y escozor.

Leucoplasia no homogénea: una lesión predominantemente blanca o roja con una superficie irregular, nodular o exofítica.

A modo general, la leucoplasia suelen aparecer en las encías, el interior de las mejillas, la parte inferior de la boca y, a veces, su lengua, y aparecen:

  • Manchas blancas o grisáceas que no se pueden eliminar
  • Áreas irregulares o planas de textura
  • Engrosamientos endurecidos o
  • Elevados, lesiones rojas (eritroplasia), que son más propensos a mostrar cambios precancerosos.

Diagnóstico de leucoplasia

 Diagnóstico

El diagnóstico inicial se da cuando aparecen los parches blancos en la boca,  por lo cual el dentista o el médico tratante es probable que solicite algunos exámenes para conocer la causa y descartar ciertas afecciones.

Se puede realizar una biopsia, donde se extrae una muestra de tejido afectado, para ser analizado en el laboratorio y descartar células precancerosas.

Las lesiones muy extensas requerirán la toma de varias muestras simultáneas, en las que se deberán incluir tanto áreas clínicamente sospechosas (áreas rojas, ulceradas, dolorosas o induradas) como aquéllas de apariencia benigna, debido a que en ocasiones no hay correlación entre las alteraciones histológicas y la apariencia de benignidad clínica de la lesión.

Tratamiento

El objetivo del tratamiento es eliminar el parche de leucoplasia, por lo cual cunado se conoce la causa de la fuente de irritación y es tratada esta puede llevar a la desaparición del parche.

Inicialmente el tratamiento comienza con las modificaciones de hábitos del paciente, que consiste en tratar los factores asociados a la leucoplasia, por lo cual se debe tratar las causas dentales como dientes ásperos, superficie irregular en las prótesis u obturaciones, tan pronto como sea posible.

Si el paciente es fumador y/o consumidor habitual de bebidas alcohólicas se recomienda el abandono de estos hábitos, aunque la remisión suele ser lenta y en ocasiones no completa, muchas leucoplasias mejoran sólo con estas medidas.

En el tratamiento farmacológico puede emplearse tratamientos tópicos como el ácido retinoico y la bleomicina.

Para el tratamiento sistémico de la leucoplasia se han utilizado por vía oral la vitamina A, o sus derivados, y la vitamina E, aunque se requiere de dosis muy altas para que se observe alguna mejoría.

El tratamiento con antivirales puede borrar manchas leucoplásicas, pero los parches leucoplásicas suelen regresar una vez que la terapia se detiene.

Cuando los métodos anteriores no son eficaces o si las lesiones muestran signos tempranos de cáncer, se recomienda la eliminación de las manchas leucoplásicas mediante bisturí, con control de los márgenes (51). Su porcentaje de recurrencia se estima entre 10-20%.

Láser de CO2 se utiliza a diferentes potencias dependiendo del tipo de leucoplasia, por lo cual en las homogéneas oscilan entre 5-8 W de energía de forma focalizada o desfocalizada, y en las formas no homogéneas se utilizan 20-25 W focalizados.

prevención de leucoplasia

Sonda fría o crioterapia que consiste en congelar y destruir las células cancerosas, y su ventaja radica en la escasa profundidad de su campo de acción, lo que supone la aparición de cicatrices más superficiales y flexibles.

Debido a que su pronóstico es mejor cuando la leucoplasia es detectado y tratado a tiempo, cuando es pequeño, los chequeos regulares son importantes, ya que de forma rutinaria inspección de la boca para las áreas que no se ven normales.

Prevención

Para evitar la aparición de leucoplasia se aconseja evitar:

  • Evitar el tabaquismo y todos los productos que contengan tabaco, además de mejorar la salud en todos los aspectos, es una de las principales medidas para prevenir esta afección.
  • Evitar el alcohol en exceso, ya que el alcoholismo en combinación con el tabaquismo, son factores de riesgo para aparecer la leucoplasia y el cáncer oral.
  • Los alimentos ricos en betacarotenos reducen el riesgo de leucoplasia mediante la desactivación de moléculas dañinas de oxígeno antes de que puedan dañar los tejidos, por ser ricos en antioxidantes.

Sobre Susana Caballero

Mira también...

Importancia de consumir fibra

Fibra ¿Por qué es tan importante para tu salud?

5 (100%) 1 voto Incluir fibra en una dieta equilibrada es muy importe para mantenerte …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.