Inicio / Otros / La isquemia, que la causa y cuales son los principales factores de riesgo

La isquemia, que la causa y cuales son los principales factores de riesgo

4 (80%) 2 votos

La isquemia es el estrés celular causado  por la disminución transitoria o permanente del riego sanguíneo y consecuente disminución del aporte de oxígeno (hipoxia), de nutrientes y la eliminación de productos del metabolismo de un tejido biológico.

La sangre contiene muchos nutrientes y oxígeno y que son vitales para el funcionamiento apropiado de los tejidos y órganos. Sin estos componentes, estos tejidos se comienzan a morir.

Causa

La isquemia es causada por una disminución en el suministro de sangre a un tejido u órgano. El flujo de sangre puede ser bloqueado por un coágulo, un émbolo, o constricción de una arteria. Puede ocurrir debido al engrosamiento gradual de la pared de la arteria y el estrechamiento de la arteria, como en la aterosclerosis. El trauma también puede interrumpir el flujo sanguíneo.

tipos de isquemia

Tipos de isquemia

Existen varios tipos, entre los más comunes están

Isquemia cerebral

La isquemia cerebral o isquemia cerebrovascular es una interrupción del suministro sangre al cerebro, interrumpiendo el flujo de oxígeno y nutrientes necesarios para mantener el funcionamiento de las células del cerebro. Dependiendo de la localización, la medida, y cuánto tiempo dura la isquemia, el paciente podría sufrir deterioros y estar en riesgo de muerte.

Los principales síntomas de la isquemia cerebral incluyen visión borrosa, así como dificultad para controlar los músculos, trastornos del habla y rigidez.

Isquemia cardíaca

Se produce una isquemia cardíaca cuando una arteria se estrecha u obstruye momentáneamente, impidiendo que llegue al corazón sangre rica en oxígeno. Si la isquemia es grave o dura demasiado tiempo, puede dar lugar a un ataque al corazón (infarto de miocardio) y la muerte de tejido cardíaco. En la mayoría de los casos, una interrupción momentánea del flujo de sangre al corazón causa el dolor de la angina de pecho, pero en algunos casos no se produce dolor. Esto se denomina isquemia silenciosa.

Los síntomas de la cardiopatía isquémica incluyen:

síntomas de isquemia

  • Angina de pecho. Presión o doloren el pecho, por lo general en el lado izquierdo, que se produce regularmente con la actividad física o después de las comidas pesadas.
  • Dolor en el cuello o la mandíbula
  • Dolor en el hombro o en el brazo
  • Dificultad para respirar
  • Debilidad o mareos
  • Palpitaciones (latidos irregulares del corazón)
  • Náuseas
  • Sudoración
  • Disminución de la tolerancia al ejercicio

Isquemia intestinal

La isquemia intestinal ocurre cuando las arterias de los intestinos se estrechan o se bloquean, lo que reduce el flujo sanguíneo; causando:

  • Dolor abdominal intenso y repentino
  • Evacuaciones intestinales fuertes frecuentes
  • Sensibilidad o hinchazón en el abdomen
  • Sangre en las heces
  • Náuseas
  • Vómitos
  • Fiebre

Isquemia renal

Es la reducción del flujo sanguíneo renal (hipoperfusión uni o bilateral) bien por disminución del volumen sanguíneo total, por redistribución de la sangre o por obstrucción. Sus causas suelen ser: complicaciones quirúrgicas, hemorragia, traumatismo, rabdomiolisis con mioglobinuria, sepsis por gram-negativos, hemorragia posparto, pancreatitis, etc. Puede condicionar una insuficiencia renal aguda por necrosis tubular.

Isquemia aguda en las extremidades

Disminución del aporte sanguíneo arterial que se produce de manera repentina. Es más frecuente en las extremidades inferiores que en las superiores. Este proceso puede producirse en otros lugares del organismo: en el riñón (isquemia aguda renal), en el cerebro (infarto agudo cerebral), en una arteria del territorio cerebral (paraplejia).

La isquemia aguda de las extremidades por lo general se caracteriza por dolor,debilidad e hinchazón en la zona afectada del cuerpo. Si el suministro de sangre es muy limitado, la piel y los tejidos subyacentes pueden comenzar a erosionarse y formar lesiones oscuras.

Factores de riesgo

Existen ciertos factores de riego que favorece la isquemia de cualquier tipo, son muy diversos, alguno de ellos son:

Isquemia

  • Colesterol o triglicéridos altos
  • Diabetes (enfermedad crónica que afecta la capacidad del cuerpo para utilizar el azúcar para obtener energía)
  • Hipertensión
  • Obesidad
  • Consumo de tabaco
  • Inactividad física
  • Estrés
  • Edad avanzada
  • Trauma
  • Fibrilación auricular u otra enfermedad cardiaca
  • Enfermedad vascular subyacente
  • Tromboembolismo venoso.

Tratamiento para la isquemia

El tratamiento de la isquemia es similar al de cualquier tipo de enfermedad cardiovascular y generalmente comienza con los siguientes cambios en el estilo de vida:

  • Dejar de fumar.
  • Controlar la presión arterial alta, el colesterol y la diabetes.
  • Limitar el consumo de alcohol.
  • Adoptar hábitos alimenticios saludables.
  • Comenzar un programa de ejercicio aprobado por el médico.

Isquemia

El objetivo del tratamiento de la isquemia es restaurar el flujo de sangre y evitar daños mayores. El tratamiento temprano es esencial para mantener la extremidad afectada viable.

El médico podría recetar aspirina y otros anticoagulantes para prevenir la formación de coágulos sanguíneos, puede administrarse oxígeno para aumentar el contenido de oxígeno de la sangre que aún circula por el corazón y pueden utilizarse analgésicos para aliviar el dolor.

En fases más avanzadas de la enfermedad, además de las medidas ya comentadas, es necesario plantear una actitud más agresiva, quirúrgica o intervencionista.

En algunas ocasiones las lesiones que causan los síntomas podrán ser resueltas mediante técnicas cirugía endovascular (angioplastia, stent, etc.), pero lo más frecuente es que sea necesaria la revascularización quirúrgica mediante la realización de derivaciones o «bypass».

Cuando ninguna de las anteriores opciones funcionan o son viables para el paciente, es necesario recurrir a la amputación de la extremidad que se ha necrosado.

Pronóstico

El pronóstico de esta enfermedad dependerá de cada caso pero, en términos generales, y puesto que se trata de enfermos con arteriosclerosis, la clave está en el control de los factores de riesgo y sobre todo en el abandono del tabaco.

La progresión de la enfermedad es lenta, con un riesgo de amputación de 1% al año y una tasa de intervención por isquemia crítica entre el  6-10% por año.

Sobre Susana Caballero

Mira también...

Liberar estres

¿Estrés? 5 técnicas de relajación que te ayudarán a controlarlo

5 (100%) 1 voto A diferencia de lo que muchas personas creen, el estrés es …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.