Inicio / Otros / Hipersomnia, otro trastorno del sueño caracterizado por la somnolencia

Hipersomnia, otro trastorno del sueño caracterizado por la somnolencia

Califica este post

La hipersomnia idiopática es uno de los trastornos del sueño, se caracteriza  por somnolencia excesiva diaria, por episodios prolongados de sueño nocturno y por intervalos de sueño diurno, durante al menos un mes.

Para considerar que se trata de hipersomnia, la alteración del sueño debe de mantenerse como mínimo un mes.

Durante el proceso del sueño, se activa en mayor medida el sistema inmune, y se desarrollan una serie de procesos claves para el organismo. Normalmente este reposo se hace coincidiendo con la noche, aunque en algunos sitios también es costumbre tener un breve descanso a mitad del día, la siesta, una regularidad que se ve rota por la hipersomnia.

Causas de la hipersomnia

Esta afección tiene gran similitud con la narcolepsia, aunque se diferencia en que la hipersomnia idiopática no suele implicar quedarse dormido repentinamente (ataques de sueño) o pérdida del control de los músculos debido a emociones fuertes (cataplejía). Además, a diferencia de la narcolepsia, las siestas generalmente no son reparadoras en casos de hipersomnia idiopática.

A quienes padecen hipersomnia les acontecen episodios recurrentes de somnolencia diurna excesiva, a pesar de que la persona duerma largas horas durante la noche previa. Esta somnolencia diurna difiere de la sensación común de cansancio causada por interrupción del sueño nocturno.

Síntomas de hipersomnia

Las principales causas de la hipersomnia pueden ser:

  • Lesiones cerebrales
  • Uremia
  • Fibromialgia
  • Hiperglucemia
  • Esta afección también puede aparecer como efectos secundarios de algún medicamento.

Existen ciertos factores de riesgo que favorecen la aparición de este trastorno:

  • Obesidad
  • Alcoholismo
  • Drogadicción
  • Enfermedades neurológicas, como la esclerosis múltiple.
  • Genética.

Síntomas

Los síntomas más característicos  son somnolencia prolongada, adormecimiento diurno excesivo, aumento significativo en el número de horas que pasa la persona durmiendo.

hipersomnia

Otros síntomas que pueden aparecer son:

  • Ansiedad
  • Sentirse irritado
  • Inapetencia
  • Baja energía
  • Inquietud
  • Pensamiento o discurso lento
  • Falta de memoria

Aunque en principio esto no parece tener ninguna consecuencia sobre la salud del paciente, la hipersomnia sí va a afectar de forma importante a otros ámbitos de su vida como el laboral, el social, e incluso el familiar, que se van a deteriorar en función del aumento de horas de sueño o el número de ocasiones en que el paciente duerme durante el día.

 Diagnóstico

Para establecer el diagnóstico de la hipersomnia, la somnolencia excesiva debe mantenerse mínimo durante un mes e impactar significativamente la vida del paciente.

El planteamiento más común es tomar en cuenta otras posibles causas para la somnolencia excesiva durante el día.

Los exámenes que se suelen llevar a cabo son:

  • Prueba de latencia múltiple del sueño (un examen para ver cuánto tiempo le toma quedarse dormido durante una siesta en el día)
  • Estudio del sueño (polisomnografía, para identificar otros trastornos del sueño)
  • También se puede realizar una evaluación de la salud mental para la depresión.

Además se debe realizar un diagnóstico diferencial, ya que otros trastornos del sueño pueden causar hipersomnia como:

  • Narcolepsia
  • Apnea obstructiva del sueño
  • Síndrome de las piernas inquietas

El síndrome de Kleine-Levin también denominado el síndrome de la bella durmiente, donde además de hipersomnia se da también una hiperfagia (alimentación compulsiva y excesiva), hipersexualidad, y algunos trastornos cognitivos y del estado de ánimo.

Aunque el diagnóstico de esta afección no debe confundirse con:

  • La simulación, donde existe una intención de engañar para obtener algún beneficio o para evitar alguna obligación, simulando la persona un sueño excesivo a pesar de que no lo sienta.
  • La pereza y holgazanería que hacen que la persona presente una tendencia a no querer trabajar y a postergar las tareas sin causa que lo justifique.

Tratamiento

El tratamiento más utilizado es suministrar medicinas estimulantes como anfetaminas, metilfenidato y modafini.

La dosis de estimulantes se basa en las necesidades individuales. El modafinilo se administra como una dosis única por la mañana de 200 o 400 mg, el metilfenidato 20 a 60 mg/día, 25 mg de efedrina, anfetamina 10 a 20 mg, dextroanfetamina 5 a 10 mg.

Los antidepresivos tricíclicos (particularmente clomipramina, imipramina y protriptilina) y los inhibidores de la monoamina oxidasa son útiles en el tratamiento de la parálisis del sueño, cataplejía y alucinaciones hipnagógicas.

como evitar la hipersomnia

Se aconseja también ciertos cambios en los hábitos de vida como:

  • Evitar el consumo de alcohol y ciertas medicinas que empeoran los síntomas
  • No se aconseja que la persona que padece hipersomnia conduzca un vehículo
  • Evitar trabajar en las noches o retrasarse a la hora de dormir; además descansar las ocho horas diarias recomendadas.
  • Evitar ejercicio físico antes de dormir, ya que se puede dificultar conciliar el sueño.
  • Se aconseja en las noches comer alimentos de ligera digestión, ya que los alimentos pesados y muy condimentados interfieren con la calidad del sueño
  • Evitar preocupaciones, discusiones y disgustos antes de acostarse, ya que eso va a afectar negativamente a la calidad del sueño, y puede hacer que éste no sea reparador, y levantarse al día siguiente con sensación de cansancio a pesar de haber dormido ocho horas.

Con el objetivo de que la persona aprenda a detectar cuándo empieza a mostrar síntomas de somnolencia, para levantarse y realizar una serie de ejercicios que le ayuden a despejarse.

Es importante que quien padezca este trastorno, comunique a sus compañeros y superiores ya sea en lo académico como en lo laboral sobre su problema y evitar ciertas consecuencias de incomprensión.

Sobre Susana Caballero

Mira también...

Liberar estres

¿Estrés? 5 técnicas de relajación que te ayudarán a controlarlo

5 (100%) 1 voto A diferencia de lo que muchas personas creen, el estrés es …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.