Inicio / Vista / Hemorragia subconjuntival, una afección ocular que no presenta síntomas

Hemorragia subconjuntival, una afección ocular que no presenta síntomas

Califica este post

Una hemorragia subconjuntival  o hiposfagma ocurre en el momento en que un vaso sanguíneo se rompe justo por debajo de la conjuntiva bajo la superficie transparente del ojo, ocasionando una acumulación de sangre en el espacio situado entre la conjuntiva bulbar y la esclerótica.

La conjuntiva es una membrana serosa trasparente que tapiza el globo ocular desde el limbo hasta los fondos de saco conjuntivales, cubre por lo tanto a la esclerótica y se le conoce como conjuntiva bulbar.

Las funciones de la conjuntiva es lubricar el globo ocular, produciendo mucosidad y lágrimas, aunque estas en una cantidad menor que las glándulas lagrimales.

También ofrece protección a los ojos contra golpes y microorganismos.

La esclerótica es una membrana de color blanco, gruesa, resistente y rica en fibras de colágeno que constituye la capa más externa del globo ocular. Su función es la de darle forma y proteger a los elementos internos.

Causas de hemorragia subconjuntival

La conjuntiva no puede absorber la sangre muy velozmente, con lo que queda atrapada bajo esta superficie transparente. Esta condición puede parecer bastante preocupante, aunque en general es inofensiva, y se resolverá por sí sola en un par de semanas.

Esta hemorragia subconjuntival ocurre de forma frecuente sin daño evidente en el ojo, o bien puede ser el desenlace de acciones pueden provocar un pequeño vaso sanguíneo se rompa en el ojo, como un estornudo o tos fuerte, levantar objetos pesados o vómitos intensos.

Otros factores que pueden causar una hemorragia subconjuntival incluyen:

  • Aumentos súbitos de la presión, como los ocasionados por un estornudo o por una tos violenta
  • Tener hipertensión arterial o tomar anticoagulantes
  • Frotarse los ojos
  • Infección viral
  • Ciertas cirugías o lesiones en el ojo, este tipo de traumatismos son el motivo más frecuente que causa hemorragia subconjuntival.
  • Una hemorragia subconjuntival es común en los recién nacidos. En este caso, se cree que la afección es causada por los cambios de presión a través de todo el cuerpo del bebé durante el parto.

Síntomas

Generalmente esta afección es asintomática, el signo más evidente es una mancha roja brillante en la parte blanca del ojo (esclerótica), por el hecho de que la sangre está atrapada.

tratamiento de hemorragia subconjuntival

Una hemorragia subconjuntival no provoca ni dolor ni cambios en la visión. Su única incomodidad puede ser una sensación de picazón en la superficie del ojo.

La conjuntiva carece de anclaje en la esclerótica y es habitual que durante las horas posteriores a la aparición de una hemorragia, esta siga extendiéndose.

Diagnóstico

La hemorragia subconjuntival es diagnosticada el mirar simplemente el ojo,  a través de una revisión simple por un oftalmólogo,  usualmente, no necesita ninguna exploración complementaria, ya que en la mayor parte de los casos consiste en una patología sin importancia;  Sin embargo, hay una excepción en los pacientes que sufren alteraciones de coagulación sanguínea, ya sea por el consumo de medicamentos anticoagulantes o por una enfermedad sistémica, lo que requiere de otras pruebas para conocer las causas como tomar la presión arterial, debido a que esta es una de las principales causas y realizarse un análisis de sangre para asegurarse de que se no tiene una hemorragia potencialmente grave.

Tratamiento

Debido a que la hemorragia ocular no es de carácter peligroso, no existen tratamientos estandarizados para curar la formación de estos parches rojos en la conjuntiva esclerótica.

Se aconseja evitar tocar el área alrededor del ojo o comprimir el ojo hasta que se cure.

Se puede emplear gotas para los ojos, como lágrimas artificiales, para aliviar la sensación de picazón.

El tratamiento se centra en tratar las causas como en el caso de la hipertensión se debe revisar periódicamente la presión arterial y entrar en algún programa de hipertensos para evitar que esta afección aparezca de manera recurrente.

Si el hiposfagma es reiterado, y sobre todo si se acompaña de hemorragias cutáneas, deben efectuarse pruebas de coagulación.

hemorragia subconjuntival

Una hemorragia subconjuntival con frecuencia desaparece por sí sola en alrededor de dos a tres semanas, en ocasiones puede tardar hasta un mes, es muy frecuente que durante algunas horas posteriores a la aparición del sangrado, esta hemorragia pueda continuar aumentando de tamaño. La parte blanca del ojo puede verse amarilla mientras el problema desaparece.

No obstante, ante cualquier síntoma sospechoso o complicación aparente, lo ideal es acudir a consulta oftalmológica para que sean los profesionales quienes se ocupen del problema, ya que sabrán cuáles son las indicaciones que se deben tener para curar de manera más óptima este tipo de afecciones.

Es habitual que ocurra un nuevo episodio de este tipo de hemorragias conjuntivales en los meses siguientes. En tal caso, acuda al médico o centro donde puedan medirle la tensión arterial y comprobar su normalidad.

En ocasiones, la condición se puede tratar con cambios en la dieta, la suspensión de determinados fármacos o suplementos, o bien un reposo de ejercicio intenso.

En raras ocasiones, una hemorragia subconjuntival total puede ser una señal de un trastorno vascular grave en personas de edad avanzada.

Prevención

No existen métodos de prevención para prevenir una hemorragia subconjuntival salvo que exista una causa reconocible para el sangrado, como podría suceder si está tomando fármacos anticoagulantes o se padece de algún trastorno de la coagulación.

Sobre Susana Caballero

Mira también...

orzuelos

Orzuelos y algunos remedios naturales efectivos para tratarlos

Califica este post Los orzuelos son pequeños abscesos, que se  localizan superficialmente, en la glándula de Zeiss ( glándula …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.