Inicio / Vista / Glaucoma ocular, una enfermedad silenciosa. Información de interés

Glaucoma ocular, una enfermedad silenciosa. Información de interés

Califica este post

El glaucoma es la segunda causa de ceguera en el mundo. La presión intraocular, elevada para la tolerancia del nervio óptico, produce daño de las neuronas ganglionares y sus axones llevando a la ceguera. El daño que produce esta enfermedad es irreversible, por eso el diagnóstico debe realizarse a tiempo.

ojo con glaucoma

Que es el glaucoma

El ojo fabrica un líquido en forma constante llamado humor acuoso, que tiene varias funciones importantes. El humor acuoso circula dentro del ojo desde la cámara posterior a la cámara anterior, y sale del ojo a través de una serie de canales altamente especializados, constituidos  por el trabéculo, el canal de Schlemm y los canales colectores esclerales, llamándose también el aparato de drenaje.

En funcionamiento normal del ojo existe un balance entre la producción y salida del humor acuoso, manteniendo así la forma y  la función del ojo.

El nivel de presión ocular tiene un valor promedio en la población de 16 mmHg con una desviación estándar de 2.5mmHg, por lo que valores sobre 21 mmHg se consideran probablemente patológicos. La presión ocular puede subir por producir más humor acuoso  de lo normal o por un obstáculo en la excreción del humor acuoso.

Si este desequilibrio se presenta de forma considerable o por un periodo de tiempo prolongado es lo que lleva desarrollar glaucoma y si no se trata lo antes posible puede llegar a dañar el nervio óptico.

El nervio óptico en un conjunto de fibras encargadas de dar información al cerebro de todo lo que vemos, cuando estas se están dañando se comienza a perder el campo visual.

ceguera por glaucoma

Tipos de glaucoma

  1. Glaucoma congénito.

Se presenta en niños recién nacidos y hasta los 3 años de edad, el aumento de presión se da por una falla en el desarrollo del trabéculo durante la gestación, este tipo de glaucoma se corrige por medio de la cirugía.

  1. Glaucoma secundario.

Este tipo de glaucoma es producto de una enfermedad subyacente tales como, una inflamación intraocular, traumatismo, tumor o una cirugía previa.

  • Glaucoma Neovascular: ocurre como complicación de la retinopatía diabética o de la trombosis de la vena central de la retina, produciendo el crecimiento anormal de los vasos sanguíneos del ojo bloqueando los canales de drenaje del humor acuoso.
  • Glaucoma Uveitico: la presión ocular sube producto del cambio de las características del humor acuoso que contiene elementos anormales como proteínas y células inflamatorias. Estos elementos obstruyen los espacios trabeculares o crean goniosinequias, adherencias del iris al trabéculo, dificultando la salida del humor acuoso y elevando la presión ocular. El tratamiento de la enfermedad subyacente generalmente normaliza la presión ocular.
  • Glaucoma traumatico: este tipo de glaucoma se produce por la alteración traumática del aparato de drenaje, el tratamiento para este tipo puede ser quirúrgico o medicado.
  1. Glaucoma de ángulo cerrado.

El humor acuoso que se encuentra entre el iris y el cristalino es bloqueado bruscamente aumentando la presión del ojo y generando síntomas cuando se trata de un episodio agudo como dolor severo, nauseas, visión borrosa, ojo rojo y visión de halos de colores alrededor de la luz. Requiere de atención médica inmediata y su tratamiento se basa en la cirugía con láser que consiste en retirar una pequeña porción del borde del iris pegado desbloqueando los canales de drenaje para que el exceso de líquido pueda ser evacuado.

  1. Glaucoma de ángulo abierto.

Su nombre se debe a que el angulo entre el iris y la córnea es amplio, siendo este la forma más frecuente del glaucoma, es progresiva y su principal característica es el daño irreversible del nervio óptico.  La presión intraocular aumenta debido a la cantidad de líquido retenido en el ojo, su sintomatología es casi nula para detección temprana, su desarrollo es lento y silencioso.

El diagnóstico de esta enfermedad es efectuado por el especialista teniendo en cuenta algunos factores de riesgo como:

  • Edad mayor de 50 años
  • Pérdida de la visión unilateral
  • Antencedentes familiares con glaucoma ocular
  • Miopía

Además de realizar exámenes oftalmológicos que no ocasionan dolor, Si la presión del ojo no está dentro de los rangos normales, o si el nervio óptico no se ve completamente normal, entonces se deben hacer además uno o dos exámenes especiales para detectar el glaucoma. Estos dos exámenes son la perimetría y la gonioscopía.

El tratamiento de glaucoma está orientado a disminuir la presión ocular para evitar la pérdida de fibras y de esa manera evitar la ceguera por esta causa. Cuando los pacientes se presentan con pérdida total del campo visual o en la etapa de ceguera no es posible recuperar la visión.

Tratamientos quirúrgicos: la cirugía es un método de tratar el glaucoma y como cualquier cirugía conlleva algún tipo de riego, pero en general es una cirugía sencilla, la cirugía es tenida en cuenta cuando la cantidad máxima de medicamentos no controla la presión ocular o cuando no se tolera los efectos secundarios de los medicamentos.

tratamiento para el glaucoma

Trabeculoplastía con láser argón.

El haz de láser abre los canales de líquido del ojo para ayudar a que el sistema de drenaje funcione mejor. En muchos casos, la medicación será igualmente necesaria.

Este método evita la corrección excesiva y disminuye el riesgo de aumento de la presión después de la cirugía. Este método ha sido satisfactorio en un 75 % de los pacientes tratados.

Trabeculectomía.

Consiste en realizar una perforación en la porción más externa del ojo o esclerótica, hasta llegar a un espacio del interior del ojo que se llama cámara anterior, por este nuevo conducto creado por la cirugía se consigue que drene hacia el exterior un líquido llamado humor acuoso.

Válvulas para glaucoma.

Es un implante que consta de un pequeño tubo  que es introducido al interior de la parte delantera del ojo,enviando el humor acuoso hacia una cámara de drenaje de material sintético colocada sobre el globo en la región orbitaria disminuyendo la presión ocular. Esta cirugía ofrece un éxito mayor que la trabeculectomía y la esclerectomía profunda, y es muy útil en casos en los cuales estas dos cirugías han fallado.

Ciclofotocoagulación con láser.

Esta técnica consiste en traspasar la esclerótica por medio de un rayo láser y llegar hasta el cuerpo ciliar quien es el encargado de producir  el líquido ocular. El rayo láser lesiona algunas partes del cuerpo ciliar de manera que éste producirá menos líquido ocular.

Tratamientos farmacológicos: El tratamiento con medicamentos debe ser permanente. Está orientado a disminuir la presión ocular el factor de riesgo causal de glaucoma. Esto significa que si el paciente no se administra los medicamentos o los suspende, la presión ocular vuelve a los niveles patológicos, continuando el daño por glaucoma del nervio óptico y el riesgo de ceguera por esta causa. La mayoría vienen bajo la forma de gotas que se colocan en el ojo. También existen pastillas que se ingieren por vía oral, aunque habitualmente éstas no constituyen un tratamiento que se use por tiempos prolongados.

Los medicamentos actúan disminuyendo la presión intraocular, ya sea reduciendo la producción del humor acuoso, o facilitando su expulsión. Existen algunos medicamentos en investigación que actuarían protegiendo al nervio óptico independientemente de la reducción de la presión intraocular.

Sobre Susana Caballero

Mira también...

orzuelos

Orzuelos y algunos remedios naturales efectivos para tratarlos

Califica este post Los orzuelos son pequeños abscesos, que se  localizan superficialmente, en la glándula de Zeiss ( glándula …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.