Inicio / Otros / Fascitis plantar, como se produce esta lesión

Fascitis plantar, como se produce esta lesión

Califica este post

La fascitis plantar es un la inflamación de la banda de tejido elástica situada en la planta del pie, que amortigua el impacto que se produce al caminar.

En la planta del pie existe una banda gruesa de tejido denominada fascia plantar, que se extiende desde el talón hasta los huesos de la bola del pie (punto donde comienzan los dedos). La función de esta banda es la de tensar la base del pie manteniendo la curvatura plantar, y amortiguar el impacto derivado del acto del desplazamiento sobre la planta del pie.

La fascia plantar tiene una gran función biomecánica al caminar; es la responsable, junto con otras estructuras del pie, de mantener el arco plantar, de absorber y devolver la energía que se produce cuando el pie impacta contra el suelo, de proteger los metatarsianos (evitando un exceso de flexión dorsal de los dedos), etc.

como prevenir la fascitis plantar

Esta lesión es la más común entre los deportistas y suele producirse sobre todo en corredores de fondo o en jugadores de baloncesto, por tener que hacer largas carreras sobre una superficie irregular.

Este trastorno se produce de forma bastante habitual en pacientes jóvenes y deportistas. En aquellos que no practican deporte con asiduidad suele presentarse a partir de los 45 años.

Causas

La fascitis plantar se produce habitualmente por una sobrecarga gradual y progresiva de la fascia plantar, y los factores que predisponen a su aparición son:

Exceso de carga en el pie: debido a largas caminatas con pendientes pronunciadas o superficies desiguales, utilizar un zapato inadecuado con suela demasiado blanda o que no se sujete de manera adecuada el arco plantar o del talón.

Pie plano: es una afección que se caracteriza por una falta de arco longitudinal o de bóveda plantar.

Tendón de Aquiles tenso: o tendón calcáneo, es la extensión tendinosa de los tres músculos de la pantorrilla (gastrocnemio, sóleo y plantar delgado, este tendón pasa por detrás del tobillo y es el más grueso y fuerte del cuerpo.

Edad: a medida que pasan los años la fascia plantar va perdiendo elasticidad, además de que los músculos que participan con el movimiento del pie van perdiendo fuerza  y la capacidad de regeneración disminuye.

Síntomas

El síntoma principal es un dolor agudo en la zona interna del talón (es la zona de inserción de la fascia plantar). Ese dolor suele ser más intenso en los primeros pasos que se da en la mañana (porque la fascia con el reposo de la noche se hace “más corta” y al dar los primeros pasos tracciona con  más fuerza).

Si se produce una marcha prologada el dolor suele empeorar, aunque también es posible notarlo simplemente estando de pie o incluso en reposo. El dolor suele ir acompañado de hinchazón leve, enrojecimiento y sensibilidad en la parte inferior del talón.

En ocasiones el dolor de una fascitis plantar puede acabar alcanzando el tobillo o incluso los dedos de los pies.

Diagnóstico

El diagnóstico se determinara mediante un examen físico, donde el médico buscar signos de hinchazón, y sensibilidad a la presión en la zona del talón, el médico también realizara un estudio biomecánico de la marcha que consiste en el análisis del pie en posición estática y dinámica así como su relación con otras estructuras como la rodilla, la cadera o la columna.

En algunas ocasiones, cuando el dolor se presenta de manera intensa se pueden ordenar otros exámenes que corroboraran el diagnóstico como radiografías o ecografías con el fin de descartar otro tipo de lesión.

Tratamiento

El tratamiento para la fascitis plantar consta de:

Antiinflamatorios, ya que la inflamación es la principal causa de dolor, aunque conjunto a esto también se debe tratar la tensión generada en la fascitis plantar que es la que origina la inflamación.

Con el diagnóstico arrojado por el estudio biomecánico de la marcha, se debe diseñar una platilla personalizada ortopédica según los resultados de este examen que permite liberar la fascia plantar y ayuda a curar la inflamación.

como curar la fascitis plantar

Ejercicios de estiramiento: Los ejercicios pueden ayudar a reducir el dolor en la zona pero, antes de realizarlos,  se debe consultar con el médico si son los adecuados para su problema y cuándo debe realizarlos,  se requiere ayuda de fisioterapeuta cuando el problema es más crónico quien se encargará de vigilar los ejercicios de realizarlos correctamente o aplicar otro tipo de técnicas manuales para el alivio de la sintomatología de este problema.

fascitis plantar

Almohadillas y vendajes: son empleadas para amortiguar el impacto al momento de caminar y hacerlo de manera correcta.

Cirugía: esta ya no es tan invasiva como era antes, pues ahora a través de la ecografía es posible saber con exactitud el lugar en el que se debe actuar, y por ello se logra liberar la fascia de forma satisfactoria la mayoría de las veces. Sin embargo, como en toda operación, existe riesgo tanto de infección.

Prevención de la fascitis plantar

  • Evitar el sobrepeso y la obesidad
  • Uso de calzado especial para caminar y hacer ejercicio
  • Evitar caminar por mucho tiempo sin zapatos
  • Practicar ejercicio alternándolo con ejercicios que no tienen mucho impacto sobre la fascia plantar.
  • Utilizar vendajes y almohadillas que amortigüen la pisada
  • Realizar ejercicios y estiramiento de pantorrillas regularmente
  • Realizarse masajes y terapias que no solo ayudan con el dolor sino que previene una posible aparición.

Sobre Susana Caballero

Mira también...

Liberar estres

¿Estrés? 5 técnicas de relajación que te ayudarán a controlarlo

5 (100%) 1 voto A diferencia de lo que muchas personas creen, el estrés es …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.