Inicio / Otros / Escoliosis, cual es su causa y sus posibles tratamientos

Escoliosis, cual es su causa y sus posibles tratamientos

Califica este post

La escoliosis es una curvatura anormal de la columna vertebral en forma de S o C, afecta aproximadamente al 3% de la población. Puede que los casos leves no afecten a la vida diaria. Pero los casos graves pueden ser dolorosos y limitar la actividad normal.

Es una desviación estructurada, es decir, hay alteraciones anatómicas en la columna que no se deben simplemente a un cambio en la postura y que no se pueden corregir voluntariamente por el paciente.

Un 5% de la población presenta curvas de 5° de desviación lateral, lo que se considera normal.

La escoliosis se clasifica generalmente en

Congénita: Causada por anomalías vertebrales presentes al nacer

Idiopática: De causa desconocida, sub-clasificada a su vez como infantil, juvenil, adolescente o adulto según la edad en la que se inició; la edad de máxima incidencia se sitúa entre 10 y 14 años.

Neuromuscular: Desarrollado como síntoma secundario de otra enfermedad como sucede en los casos de  espina bífidaparálisis cerebral, atrofia muscular espinal o un trauma físico.

Se debe diferenciar entre la escoliosis y la actitud escoliótica, refiriéndose esta última a la desviación lateral de la columna corregible de forma voluntaria, pero es de gran importancia tratar la actitud escoliótica ya que con el tiempo se puede transformar en una escoliosis estructurada debido a la retracción de los ligamentos y las cápsulas articulares.

Diagnóstico de la escoliosis

El paciente se examina para determinar inicialmente si existe una causa subyacente de la deformidad.

Durante el examen físico se realiza la prueba de flexión hacia delante de Adams, ya que como su nombre lo indica se pide al paciente que se incline hacia adelante para revisar la curvatura de la columna.

diagnóstico de la escoliosis

El método estándar para evaluar cuantitativamente la curvatura es la medida del ángulo de Cobb, el cual es el ángulo entre dos líneas, dibujado perpendicularmente a la placa terminal superior de la vértebra más superior involucrada y la placa terminal inferior de la vértebra más inferior afectada. Para los pacientes que tienen dos curvas, los ángulos de Cobb se siguen para ambas curvas

Para confirmar el diagnóstico de la escoliosis se pueden realizar pruebas como una radiografía, radiografía espinal, tomografía computarizada (TC); En individuos en crecimiento, las radiografías seriales se obtienen en intervalos de 3-12 meses para seguir la progresión de la curvatura, y en algunos casos, se necesita además de resonancia magnética para examinar la médula espinal.

Tratamiento

escoliosis

El tratamiento médico tradicional de la escoliosis es complejo y está determinado por la gravedad de la curvatura y la madurez esquelética, que en conjunto ayudan a predecir la probabilidad de progresión.

La observación puede ser una opción de tratamiento para las curvaturas dorsales pequeñas, curvas que tienen un riesgo bajo de empeorar o aquellas con un historial favorable una vez que el crecimiento se ha detenido. Esto generalmente implica que un médico realice reconocimientos médicos regulares para verificar si la curvatura ha mejorado o ha empeorado.

Corsé Milwaukee: Es el método más popular que se basa en el principio corrector de apoyo en tres áreas: una cervical, una pélvica y un empuje intermedio inmediatamente por debajo y por detrás de la zona costal. Las tres zonas son conectadas mediante barras longitudinales, a las que se unen las cinchas necesarias para ejercer la presión.

El propósito de llevar este corsé es impedir que empeore la curva de la columna vertebral durante el crecimiento.

Cirugía: La cirugía se suele indicar en las curvas que tienen una alta probabilidad de progresión (es decir, más de magnitud 45 a 50 grados).  La cirugía de escoliosis generalmente tiene dos metas: detener el empeoramiento de una curva y corregir la deformidad espinal.

tratamiento para la escoliosis

La cirugía se realiza con un corte a través de la espalda, la zona abdominal o debajo de las costillas.

Las vértebras se sostienen en su lugar con 1 o 2 varillas de metal. Estas varillas se sujetan con ganchos y tornillos hasta que el hueso sana.

Después de la cirugía, es posible que necesite usar un corsé por un tiempo para mantener la columna vertebral inmóvil.

El riesgo de someterse a una cirugía para la escoliosis se estima en 5%. Las posibles complicaciones pueden ser la inflamación de los tejidos blandos o profundos procesos inflamatorios, trastornos respiratorios, sangrado y lesiones nerviosas. Sin embargo, según las últimas pruebas de la tasa de complicaciones es mucho más allá de esa tasa.

Tan sólo cinco años después de la cirugía de otro 5% requiere una nueva operación y hoy no está claro qué esperar de la cirugía de columna en el largo plazo.

Las complicaciones de la escoliosis pueden abarcar:

  • Problemas respiratorios (escoliosis grave)
  • Lumbago
  • Baja autoestima
  • Dolor persistente si hay desgaste y ruptura de las vértebras
  • Infección en la columna después de la cirugía
  • Daño al nervio o a la columna debido a cirugía o a una curvatura sin corregir.

En general, las curvaturas grandes tienen un mayor riesgo de progresión que las curvaturas pequeñas, y las curvas torácicas y dobles curvas primarias tienen un mayor riesgo de progresión que curvaturas únicas lumbares y toracolumbares. Además, los pacientes que no han alcanzado la madurez ósea tienen un mayor riesgo de progresión.

Sobre Susana Caballero

Mira también...

Liberar estres

¿Estrés? 5 técnicas de relajación que te ayudarán a controlarlo

5 (100%) 1 voto A diferencia de lo que muchas personas creen, el estrés es …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.