Inicio / Otros / La enfermedad de Chagas, una enfermedad potencialmente mortal

La enfermedad de Chagas, una enfermedad potencialmente mortal

Califica este post

La enfermedad de Chagas, también llamada tripanosomiasis americana, es una enfermedad potencialmente mortal causada por el parásito protozoo Trypanosoma cruzi.

Según datos de la OMS, se estima que alrededor de diez millones de personas están infectadas con T. cruzien todo el mundo, la mayoría, unos ocho millones, en América Latina, aunque la patología ya se ha extendido a otras regiones del planeta. Sólo en esta región hay 100 millones de personas en riesgo de infección, y la enfermedad causa 12.000 muertes cada año.

La enfermedad fue nombrada en reconocimiento al médico e infectólogo brasileño, Carlos Chagas, quien en 1909 la había descrito por primera vez, en el pueblo de Lassance, en el estado de Minas Gerais, Brasil.

Causas de la enfermedad de Chagas

La enfermedad o mal de Chagas es provocada por el parásito Tripanosoma cruzi es miembro del género Trypanosoma, que es el mismo género del agente infeccioso causante de la enfermedad del sueño africana (Tripanosomiasis africana), y el mismo orden del agente que causa la leishmaniasis. Sin embargo sus manifestaciones clínicas, distribución geográfica, ciclo de vida y su vector son considerablemente diferentes

 Esta enfermedad se propaga por la picadura de los insectos hematófagos triatominos,  Estos insectos viven en zonas endémicas, en rincones y grietas de viviendas precarias, y se infectan al succionar la sangre de los seres humanos u otros mamíferos que portan tripomastigotes circulantes.

En general, pican en una zona expuesta de la piel, como la cara, y defecan cerca de la picadura. Los parásitos penetran en el organismo cuando la persona picada se frota instintivamente y empuja las heces o la orina hacia la picadura, los ojos, la boca o alguna lesión cutánea abierta.

Enfermedad de Chagas

Esta enfermedad también se puede transmitir por:

  • Alimentos contaminados con el parásito; por ejemplo, por el contacto con heces u orina de triatomíneo;
  • Transfusión de sangre infectada;
  • Transmisión de la madre infectada a su hijo durante el embarazo o el parto;
  • Trasplante de órganos provenientes de una persona infectada;
  • Accidentes de laboratorio.

Síntomas

La enfermedad de Chagas se presenta en tres fases:

Fase aguda

Se produce un periodo indeterminado de tiempo, en el que la infección puede permanecer asintomática o progresar a una forma crónica. Los síntomas que aparecen en esta fase son:

Zona eritematosa y enrojecida en la piel denominada chagoma

Si el parásito entra por la conjuntiva del ojo, aparece conjuntivitis con edema en el parpado

Síntomas de la enfermedad de Chagas

  • Fiebre
  • Malestar general
  • Hinchazón de un ojo si la picadura está cerca de éste
  • Área inflamada y enrojecida en el sitio de la picadura del insecto

Fase indeterminada

La fase indeterminada suele ser asintomática, pero pueden presentarse fiebre, anorexia, linfadenopatía, hepatosplenomegalia leve y miocarditis. Algunos casos agudos (10 a 20%) se resuelven en un período de dos a tres meses dando lugar a una fase crónica asintomática ahora llamada fase indeterminada, la cual se caracteriza por la persistencia de la infección sin presentar problemas clínicos para reaparecer sólo varios años más tarde.

Fase crónica

Esta fase es sintomática y puede aparecer años después de la infección inicial. En esta fase, las principales complicaciones aparecen en músculos estriados, como el corazón o la musculatura gastrointestinal.

Los síntomas que se presentan, pueden incluir:

  • Estreñimiento
  • Problemas digestivos
  • Insuficiencia cardíaca
  • Dolor abdominal
  • Ritmo cardíaco trepidante o palpitante
  • Dificultades para tragar

Diagnóstico

Durante la fase aguda, la manera más rápida de efectuar el diagnóstico clínico es mediante un frotis sanguíneo. Al mirar por el microscopio, detectaremos fácilmente la presencia del parásito en la sangre extendida.

Otro procedimiento que se puede llevar a cabo durante esta fase aguda es el xenodiagnóstico. se utiliza una chinche triatoma no infectada que muerda al paciente sospechoso de presentar la infección, y analizamos el contenido del intestino de la chinche cuatro semanas después. Si la chinche presenta parásitos en su intestino, han tenido que ser, necesariamente, obtenidos de la sangre de la persona sospechosa de tener la infección. Se utiliza como diagnóstico confirmativo.

La infección crónica de T. cruzi suele diagnosticarse mediante la detección de anticuerpos IgG que se unen específicamente a antígenos del parásito.

Muchas de estas pruebas convencionales tienen sensibilidad y especificidad que son menos que ideales, y se producen falsos positivos por lo general con muestras de pacientes que tienen enfermedades como leishmaniasis, paludismo, sífilis y otras enfermedades parasitarias y no parasitarias.

Tratamiento

Existen varios tratamientos para la enfermedad de chagas los más utilizados principalmente son:

El benzinidazol y el nifurtimox, ambos considerados de primera línea de tratamiento para el Chagas, tanto por su mayor experiencia de uso y eficacia.

Los dos a menudo tienen efectos secundarios. Estos pueden ser peores en las personas mayores. Los efectos pueden incluir:

  • Dolores de cabeza y vértigo
  • Inapetencia y pérdida de peso
  • Daño a los nervios
  • Problemas para dormir
  • Erupciones cutáneas

En la fase aguda, la administración de estos medicamentos ayuda a controlar la enfermedad y disminuyen la probabilidad de cronicidad en más de un 90% de los casos.

El benznidazol y el nifurtimox no deben administrarse a las embarazadas ni a las personas con insuficiencia renal o hepática. El nifurtimox también está contraindicado en personas con antecedentes de enfermedades del sistema nervioso neurológicas o trastornos psiquiátricos.

Prevención

Enfermedad de Chagas

Para prevenir la enfermedad de Chagas lo más efectivo es el control vectorial (es decir, controlar la presencia de tripanosoma).

Si se tiene pensado viajar a alguna zona endémica para Chagas, se aconseja dormir en lugares limpios, en buen estado, dormir con buena protección y mosquitero en la cama.

El tratamiento de las casas con insecticidas residuales (aquellos con efectos de larga duración) puede ser de gran ayuda en la erradicación del insecto en el interior de la vivienda.

Actualmente no existe vacuna contra esta enfermedad.

Las personas que no reciben tratamiento, pueden pasar más de 20 años desde el momento de la infección original para que se presenten problemas cardíacos o digestivos.

Sobre Susana Caballero

Mira también...

Liberar estres

¿Estrés? 5 técnicas de relajación que te ayudarán a controlarlo

5 (100%) 1 voto A diferencia de lo que muchas personas creen, el estrés es …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.