Inicio / Embarazo / Post Parto / Los ejercicios de Kegel, y como realizarlos de la manera adecuada

Los ejercicios de Kegel, y como realizarlos de la manera adecuada

Califica este post

Los ejercicios de Kegel o ejercicios de contracción del músculo pubocoxígeo, como su nombre lo indica, son ejercicios que se realizan con el fin de fortalecer los músculos del suelo pélvico, es decir, los músculos que sostienen la uretra, la vejiga, el útero y el recto.

Estos ejercicios son muy recomendados a la hora de sufrir incontinencia, para facilitar la labor del parto y para obtener buenos resultados a la hora de conseguir mayor placer sexual.

Reciben este nombre por el doctor Arnold Kegel, quien desarrolló estos ejercicios para sus pacientes en la década de 1940 como método para control de la incontinencia urinaria.

El fortalecimiento de los músculos del suelo pélvico ayuda a prevenir la incontinencia urinaria de esfuerzo, un problema que afecta hasta dos tercios de las mujeres en algún momento durante o después del embarazo.

Son ejercicios que no solo favorece a las mujeres, sino también a los hombres que padece incontinencia urinaria después de cirugía de próstata y personas que sufren de incontinencia fecal.

Cuáles son los músculos que se fortalecen

Ejercicios de Kegel

Una de las claves para encontrar los músculos a fortalecer, es simulando que la persona tiene ganas de orinar e inmediatamente contenerse, de esta manera se relaja y aprieta los músculos que controlan el flujo de orina, con el fin de identificarlos ya que son internos y es de la única manera de saber si se está haciendo de manera correcta.

Para hacerlo de primera vez se puede empezar a orinar y luego se detiene la micción, los músculos de la vagina (para las mujeres), la vejiga o el ano ponerse firmes y desplazarse hacia arriba. Éstos son los músculos del piso pélvico.

Los muslos, glúteos y abdomen deben permanecer relajados.

Si la persona no está segura de hacerlos correctamente, se puede realizar lo siguiente:

En las mujeres, se debe introducir  un dedo dentro de la vagina, luego se procede a apretar  los músculos como si estuviera conteniendo su orina y luego suelte. Debe sentir que los músculos se tensan y se desplazan hacia arriba y hacia abajo.

En los hombres se debe introducir un dedo en el recto, luego proceder a apretar los músculos como si estuviera conteniendo la orina y luego suelte. Se debe sentir que los músculos se tensan y se desplazan hacia arriba y hacia abajo.

Como deben realizarse los ejercicios de Kegel

Beneficios de los ejercicios de Kegel

Estos ejercicios se aconseja que se realicen tres veces al día, a medida que se sienta que los músculos comienzan a fortalecerse, aumenta gradualmente tanto la cantidad de ejercicios de Kegel se haga por día como el periodo de tiempo en que mantienes cada contracción.

Se aconseja realizar máximo dos series de diez, aproximadamente tres veces por día, ya que hacerlo demasiado podría causar pérdida temporal del control de la orina o tener un movimiento intestinal.

Es importante tener la vejiga vacía, después de hacerlo, la persona debe estar sentada o acostada.

Se aprietan los músculos del piso pélvico, sostenido y contando hasta 8, luego se relajan los músculos y se cuenta hasta diez.

A medida que se coge práctica, se puede aumentar la intensidad.

Es importante verificar que no esté apretando el estómago, los muslos, las nalgas ni los músculos del pecho.

Beneficios de realizar los ejercicios de Kegel

Los ejercicios de Kegel están recomendados para ambos sexos y a cualquier edad ya que nos ayudan a potenciar y fortalecer esta musculatura, y a su vez aportando beneficios como:

Un control mayor de la incontinencia, tanto urinaria como fecal. Estos ejercicios son recomendados como se dijo anteriormente sobre todo en la etapa post-parto de las mujeres y después de una cirugía de próstata en el caso de los hombres.

En la sexualidad estos ejercicios pueden resultar muy beneficiosos, en el caso de los hombres, los ejercicios de Kegel pueden ayudar a luchar contra la eyaculación precoz; en las mujeres la tonificación de la musculatura vaginal mejora la fricción durante la penetración, lo que facilita llegar al orgasmo, y también aumenta la sensibilidad de la zona.

ejercicios de Kegel

Relajar los músculos vaginales puede ser útil para una mujer cuando una pareja inserte sus dedos o su pene o cuando un especialista necesite inspeccionar con sus dedos o una herramienta durante un examen ginecológico.

Después de adquirir estos ejercicios como un hábito, mantiene la fuerza y combate la incontinencia a medida que pasan los años, esto también puede ayudar a proteger contra un prolapso de órganos pélvico, una condición común entre mujeres de edad avanzada, ya que esto suele ocurrir cuando los músculos pélvicos y ligamentos que sostienen estos órganos se debilitan, causando que el útero, la vejiga y los tejidos rectales caigan y sobresalgan dentro de la vejiga.

Y por tal motivo pueden aparecer síntomas como:

  • Incontinencia urinaria 
  • Presión en el área pélvica
  • Dolor en la parte baja de la espalda
  • Incomodidad durante las relaciones sexuales.

Es importante tener en cuenta que en las mujeres, hacer los ejercicios de Kegel incorrectamente o con demasiada fuerza puede llevar a que los músculos vaginales se tensionen demasiado y esto puede causar dolor durante las relaciones sexuales.

Y que la incontinencia retornará si se deja de hacer estos ejercicios. Lo que indica que una vez se empiece a realizarlos, posiblemente necesite hacerlos por el resto de la vida.

Sobre Susana Caballero

Mira también...

como es la masturbación femenina

Masturbación femenina y las ventajas en la sexualidad de practicarse

Califica este post La masturbación femenina es la estimulación de los órganos genitales o de …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.