Inicio / Fitoterapia / El diente de león, una planta de crecimiento natural con grandes beneficios

El diente de león, una planta de crecimiento natural con grandes beneficios

5 (100%) 1 voto

El diente de león es una hierba floral común, también conocida como la achicoria amarga, su nombre científico es Taraxacum Officinale.

Es una especie de la familia de las asteráceas, en algunas ocasiones considerada generalmente como una mala hierba, sus hojas se consumen en ensalada y se le han atribuido numerosas propiedades medicinales.

Crece naturalmente al borde de muchos campos y jardines, y se caracteriza por sus hojas dentadas y su flor amarilla.

Esta ampliamente distribuida por todo el hemisferio norte, Europa, América del norte y algunas zonas templadas.

Es una planta perenne, su fruto es un aquenio de color café, con forma esférica, la primavera es la mejor estación para recolectar las hojas que se consumen frescas o secas, muy consumidas en ensaladas sobre todo los brotes tiernos ya que sus hojas generalmente tienen un sabor un poco amargo.

Las flores antes de abrirse pueden ser consumidas encurtidas en vinagre y sal, fritas o sus pétalos se pueden adicionar a las ensaladas para consumo en fresco.

Las raíces son utilizadas de plantas con aproximadamente dos años, las cuales son tostadas y consumidas como si fuesen café descafeinado.

Composición nutricional del diente de león

Es una planta rica en hidratos de carbono, inulina, arabinosa, alto contenido de sacarosa en toda la planta y mucilagos en la raíz.

Contiene gran cantidad de vitaminas, especialmente las del grupo B, como el ácido fólico, también es rica en vitamina C y colina

Sus hojas son ricas en betacarotenos en un valor superior al de las zanahorias; estas al igual que sus raíces son ricas en potasio.

Contiene taxarina que es la que le da el sabor amargo característico de esta planta, también contiene ácido cafeico, asparagínico, linoleico y oleico.

Contiene flavonoides y taninos.

Propiedades del diente de león

beneficios del diente de leon

Gracias a su composición nutricional, a esta planta que se encuentra con gran frecuencia en los jardines y cultivos, se destacan algunas propiedades y beneficios para la salud entre las que se encuentran:

Al ser eficaz para limpiar el organismo de toxinas, se recomienda especialmente para aquellos problemas de salud que requieren eliminar toxinas, como en el colesterol, ácido úrico o gota, diabetes, piedras en el riñón, etc.

Mejora las secreciones biliares, por eso se usa como ayuda en las enfermedades hepáticas.

También protege el hígado y la vesícula estimulando naturalmente su función, por lo que puede ser muy beneficioso en casos de hepatitis.

Al diente de león se le reconocen propiedades contra los eccemas y forúnculos. Por lo cual se aconseja las infusiones de flores de diente de león y aplicarlas como tónico si se tiene la piel con tendencia a ser grasa.

Adicional a esto mejora el estado de la piel en problemas como granos, acné, urticarias, psoriasis, etc. y también potenciando la cicatrización de heridas

Mejora el proceso digestivo y abre el apetito, ideal para casos de inapetencia o anorexia, ya que por sus principios amargos estimulan las funciones de los órganos digestivos.

Tiene propiedades calmantes de los problemas circulatorios de las extremidades gracias a su contenido en taninos, por lo que es útil en casos de varices y hemorroides.

Es una de las plantas diuréticas que más estimula la producción de orina, ya que contiene altas dosis de potasio.

Debido a que sus hojas contienen gran cantidad de hierro es utilizada para aumentar el nivel de este mineral en la sangre, previniendo y curando la anemia; ya que también contiene ácido fólico, que es una vitamina necesaria en compañía con el hierro, para fabricar las células sanguíneas.

Es considerado un suave laxante debido a su contenido de fibra y a sus propiedades que estimulan los movimientos intestinales.

diente de león

Por su contenido en helenina y vitamina A en forma de betacaroteno, estimula la captación de luz, siendo de gran utilidad para el tratamiento de la ceguera nocturna.

Por su riqueza en taninos es ideal para calmar y relajar el sistema circulatorio mejorando los síntomas de las hemorroides  y previniendo la aparición de varices,

Consumir dientes de león es ideal para aquellos que quien bajar unos kilos. No sólo son bajos en calorías, también actúan como diuréticos, por lo tanto causan que el peso del agua sea desechado mediante la orina de una manera sana.

Contraindicaciones

No se aconseja el consumo de diente de león en casos como:

Cuando una persona padece de cálculo biliares ya que el diente de león actúa como colagogo (es decir, estimula la vesícula biliar aumentando la producción de bilis), por lo cual no es recomendado en estos pacientes, dado que puede causar molestos y dolorosos cólicos biliares.

Los paciente con acidez estomacal, tampoco deben ingerir diente de león debido que tiene la capacidad de aumentar los jugos gástricos.

No se recomienda el consumo de diente de león ni de productos con esta planta en personas que presenten alergia a la familia de las compuestas, presentando síntomas como:

  • Gases intestinales
  • Diarrea
  • Dermatitis
  • Ojos irritados
  • Dolor de cabeza
  • Dolores musculares
  • Dolor de espalda
  • Estornudos
  • Palpitaciones, entre otros.

Se debe restringir  su consumo en el caso de personas que tomen medicamentos de litio o aquellos utilizados para aumentar las cantidades de potasio en el organismo.

Sobre Susana Caballero

Mira también...

Cuida de tu salud con medicina natural

Califica este post La naturaleza se encuentra repleta de medicinas naturales, básicamente es una farmacia …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.