Inicio / Sistema Nervioso / Depresión / Depresión canina, como identificarla y su tratamiento

Depresión canina, como identificarla y su tratamiento

Califica este post

La depresión canina, es el resultado de una situación traumática en su entorno, los perros son animales rutinarios, necesitan una pauta horaria para encontrar la estabilidad y sentir que controlan todos y cada uno de los elementos que forman parte de su entorno. Cuando algo falla o se altera, pueden entrar en un estado de estrés o ansiedad que, si no es identificado y tratado, puede llegar incluso a derivar en una depresión.

Esta situación también puede estar relacionada con las decisiones de los amos respecto a la vida sus mascotas, como por ejemplo no fomentar la socialización con otros canes, no incentivar el ejercicio o sobreprotegerlos.

Sin embargo, los síntomas de la depresión canina no siempre son fáciles de identificar y pueden confundirse con cansancio o aburrimiento, restándole la atención necesaria a un problema que es más grave y profundo.

Un perro feliz se percibe. Están activos, contentos, mueven la cola, son joviales, corretean y hacen cabriolas a su dueño. Pero a veces las cosas no van bien, y puede haber distintos motivos para que un perro se sienta un poco deprimido.

Para un perro, el alimento, el agua, el cobijo, la salud física, y el ejercicio son importantes, pero no menos que el cariño, la seguridad, el descanso, el juego, y las relaciones con humanos y otros animales. La ausencia más o menos prolongada de la satisfacción de estas necesidades físicas y psicológicas de su vida diaria puede llevar a un desequilibrio emocional y, con ello, desembocar en cambios en su comportamiento, que deriven en ansiedad o depresión.

depresión canina

Causas de depresión canina

Las causas más comunes de depresión canina son:

  • Pasar mucho tiempo solo: sin tener la oportunidad de interactuar con otros animales y con los mismo amos, si no se acaricia, si no se promueve a un desarrollo comportamental adecuado.
  • El fallecimiento de un ser querido, que habitualmente conviva con el perro, representaría un cambio radial en la vida del canino, por lo que este pueda verse afectado.
  • El abandono de un animal, es una de las causas más frecuentes, además de que puede despertar ciertos miedos y temores, cambiando el comportamiento del perro y en ocasiones tornándose hasta agresivo.
  • Llegada de un nuevo miembro de la familia, puede despertar en el perro sentimiento de celos e inseguridad y despertar una depresión canina.
  • Las situaciones desagradables, como las peleas entre perros, el maltrato por parte del amo puede generar miedo y ansiedad provocando una depresión y algunas inseguridades.
  • Las perritas en celo o que padezcan embarazo psicológico, también pueden padecer este problema, además de otras enfermedades que causen mucho dolor en el animal.

Como detectar si mi perro tiene depresión

Los perros de las razas terrier, por su carácter y personalidad, estos caninos tienen más posibilidades de sufrir depresión. Asimismo, un perro que provenga de una perrera, guardería canina o criadero y haya sido adoptado de adulto será más propenso por el cambio de entorno.

tratamiento de la depresión canina

Los síntomas mas comunes de la depresión canina son:

  • El perro se muestra apático y desinteresado a las cosas que le emocionaban anteriormente
  • Se alejan cada vez más
  • Tienen trastornos del sueño, es posible, incluso, que ocupe gran parte de su día durmiendo y bebiendo agua
  • Pueden dejar de comer, ya que los perros depresivos acostumbran a perder el hambre, provocando una considerable bajada de peso.
  • Algunos pueden llorar o gemir repetidamente y mostrarse inquietos o nerviosos, se esconden por largo tiempo o buscan mucho a sus amos.
  • Comportamientos extraños o repetitivos: lamerse en exceso, morderse la cola o las patas, moverse de un lado a otro y estar inquietos, apegarse demasiado al dueño, muestras de agresividad o esconderse.

Tratamiento

Cuando el perro desarrolla reiteradamente algunos de estos síntomas, el primer paso debe ser llevarlo al veterinario para identificar el problema, debido a que estos síntomas también pueden aparecer producto de otras enfermedades por lo cual es importante realizar un diagnóstico diferencial.

Si el médico resuelve que el  perro está pasando por un cuadro depresivo es muy importante encontrar las causas para empezar de inmediato con el tratamiento.

Una terapia basada en técnicas de modificación de la conducta suele requerir varias visitas al entorno del animal y una gran implicación por parte de los veterinarios y los propietarios.

Si la depresión es producto de una enfermedad, es importante tratarla de manera oportuna.

Algunos consejos que se pueden llevar a cabo en el hogar son:

Dedicarle tiempo y mantenerlo ocupado: Si la causa del trastorno es un cambio en el ambiente, como una mudanza o una modificación en el horario de su amo, lo mejor es dedicar algún momento del día para sacar al perro fuera de la casa, lo que ayuda a su estimulación mental.

Se pueden incorporar juguetes interactivos para cuando no haya nadie en casa, lo que les permitirá jugar y entretenerse por su cuenta.

Premiar a tu perro cuando demuestre un comportamiento positivo, bríndadole golosinas cuando esté feliz y NO para hacerlo feliz ya que si está deprimido asumirá que es bueno seguir estando así y será aún más difícil sacarlo de ese estado; y no premiarlo cuando este en estado de depresión, ya que se le estará premiando por algo negativo.

como tratar la depresión canina

Cuando ninguno de los anteriores métodos ha funcionado de manera positiva,  se puede considerar la posibilidad de incorporar medicamentos, un recurso que puede ser de utilidad cuando la depresión es causada por un desequilibrio químico.

Estos son recetados exclusivamente por el veterinario, y debe considerarse como la última opción.

También existen nuevas terapias como la homeopatía, las flores de Bach, o la acupuntura, que pueden ser de gran utilidad en los caninos para esta afección.

Sobre Susana Caballero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.