Inicio / Otros / Colesterol y los niveles altos en la sangre como tratarlos

Colesterol y los niveles altos en la sangre como tratarlos

Califica este post

El colesterol es un lípido que se encuentra en todos los tejidos del cuerpo y en el plasma sanguíneo, es una sustancia esencial para crear la membrana plasmática encargada de regular la entrada y salida de sustancias en la célula.

Funciones del colesterol

  • Estructural: componente importante de la membrana plasmática.
  • Precursor de vitamina D: esencial para la absorción del calcio.
  • Precursor de las hormonas sexuales: cortisol y aldosterona.
  • Precursor de las sales biliares: esenciales en la absorción de algunos nutrientes lipídicos y vía principal para la excreción de lipoproteínas del cuerpo.
  • Precursor de las balsas de lípidos.

 Que son los triglicéridos

Los triglicéridos son un tipo de grasa presente en el torrente sanguíneo y en el tejido adiposo. Un exceso en este tipo de grasa puede contribuir al endurecimiento y el estrechamiento de las arterias. Eso lo pone en riesgo de tener un infarto o un ataque cerebral (derrame). Enfermedades como la diabetes, la obesidad, la insuficiencia renal o el alcoholismo pueden causar un aumento de los triglicéridos.

Con frecuencia, la elevación de los triglicéridos ocurre al mismo tiempo que el aumento de los niveles de colesterol.

Los triglicéridos se miden con el colesterol como parte de un análisis de sangre. Los niveles normales de triglicéridos se encuentran por debajo de 150

El colesterol se divide en dos tipos:

  • LIPOPROTEÍNAS DE ALTA DENSIDAD (HDL): es el llamado colesterol bueno, e le llama así porque se cree que ayuda a reducir el nivel de colesterol en la sangre. Este lípido de alta densidad lo produce de forma natural el propio organismo y remueve el colesterol de las paredes de las arterias y lo devuelve al hígado. Lo ideal es tener un nivel de HDL superiores a 60 mg/dL. El colesterol bueno aumenta con una dieta rica en fibra y baja en grasa, y con la práctica regular de ejercicio físico.
  • LIPOPROTEINAS DE BAJA DENSIDAD (LDL): Es el llamado colesterol malo, debido a que acumula en las paredes de las arterias, formando una placa que dificulta la circulación de la sangre que llega al corazón. Por eso si se tiene demasiado alto el colesterol LDL aumenta el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares. Este tipo de lipoproteínas conviene mantenerlo a niveles bajos: lo ideal es que esté por debajo de los 100 mg/dL y un nivel superior a 160 mg/dL se considera demasiado alto. Su nivel aumenta cuando se consumen en exceso grasas de origen animal, embutidos y quesos grasos.

El colesterol total es la suma del HDL y del LDL , por lo cual en un análisis de sangre los niveles de lipoproteínas total son superiores a 200mg/dL, es necesario evaluar el HDL Y el LDL, debido a que el que este elevado sea el colesterol “bueno” y el “malo” no supera los 100mg/dL, por lo tanto la persona no tiene riesgo  cardiovascular.

colesterol malo y bueno

 Causas de colesterol alto

Alimentación poco saludable: Los alimentos ricos en grasas saturadas como las carnes rojas, embutidos manteca animal, salsas, productos lácteos enteros y golosinas incrementan los niveles en la sangre.

Obesidad: el exceso de peso es otro de los factores de riesgo, debido a que aumentan los triglicéridos pero disminuye el HDL, que es colesterol bueno. De todas formas, esto no quiere decir que personas de pesos estables o delgados no puedan tener los niveles altos de grasa en la sangre.

Edad y género: después de los 20 los niveles de colesterol aumentan de forma natural, en los hombres se lgra estabilizar hasta alcanzar los 50 mientras que en mujeres se mantiene bajo hasta la llegada de la menopausia.

Tabaquismo: Este no aumenta directamente los niveles de LDL, pero si reduce los niveles de HDL, además de que se tiene el riesgo de  sufrir enfermedades del corazón y cardiovasculares.

Antecedentes familiares: Otra causa es la herencia; si los padres tienen colesterol alto, es posible que los hijos también puedan tenerlo. Tener un historial familiar con casos de padecer esta enfermedad es un factor de riesgo que no  se puede controlar, por eso se debe tomar como advertencia para cuidar la alimentación y realizar actividad física.

Sintomas

  • Hinchazón o adormecimiento de las extremidades.
  • Pérdida del equilibrio, mareos, dolores de cabeza.
  • Abultamientos amarillos en los ojos, y visión borrosa.
  • Agitación, en especial al caminar o al realizar actividades leves.
  • Dolor en el pecho.

Tratamiento

síntomas de colesterol

  • Como primera medida se debe seguir una alimentación baja en grasas saturadas, comer más frutas y verduras y evitar comer alimentos fritos.
  • Hacer ejercicio: El ejercicio físico es fundamental a la hora de disfrutar de una buena salud. Además, ayuda positivamente a la hora de mantener nuestros niveles de grasas en sangre.
  • Evitar el tabaco, si bien es cierto que no aumenta los niveles de colesterol, sí es capaz de reducir el colesterol HDL o bueno, además de prevenir otras enfermedades que conlleva el tabaquismo.
  • Comer alimentos ricos en fibra.
  • Si se sufre de obesidad, es importante hacer ejercicio y seguir estrictamente una dieta baja en calorías, ya que la obesidad viene acompañada de problemas de grasa en la sangre.

Tratamiento farmacológico

Cada tipo de medicamento para esta lipoproteína trabaja en forma distinta para mejorar los niveles de este en la sangre. Algunos medicamentos pueden bajar los niveles de triglicéridos.

Estatinas: La HMG-CoA reductasa es una enzima que ayuda al organismo a producir esta lipoproteína. Las estatinas ayudan a bloquear esta enzima, lo cual hace que el hígado produzca menos colesterol. Cuando se retarda la producción de este lípido, el hígado comienza a producir más receptores de LDL. Estos receptores captan las partículas de LDL en la sangre, reduciendo así la cantidad de colesterol LDL en la corriente sanguínea. Los niveles reducidos de LDL pueden dar lugar a niveles más bajos de triglicéridos y niveles más elevados de colesterol HDL o bueno.

Fijadores de ácido biliares: El organismo utiliza el estas lipoproteínas para producir la bilis, un ácido utilizado en el proceso digestivo. Estos medicamentos se unen a la bilis para que no pueda ser utilizada durante el proceso digestivo. El hígado responde produciendo más bilis. Cuanta más bilis produce el hígado, más colesterol necesita. Por consiguiente, queda menos colesterol circulando por la corriente sanguínea, disminuyendo la cantidad de grasa que se absorbe de los alimentos.

Ácido Nicotínico: es un tipo de vitamina B que parece retardar la producción en el hígado de ciertas sustancias químicas que ayudan a producir el colesterol LDL o malo. El ácido nicotínico también ha demostrado reducir los niveles de triglicéridos y aumentar los niveles de HDL.

Inhibidor de la absorción del colesterol: se emplean para reducir los niveles de colesterol LDL o malo. También pueden administrarse junto con estatinas. Los inhibidores de la absorción de este lípido actúan en el aparato digestivo, reduciendo la cantidad de colesterol absorbida de los alimentos. Es importante seguir una dieta reductora de los niveles de grasa al tomar estos medicamentos.   

Fibratos: También llamados derivados del ácido fíbrico, se utilizan para reducir los niveles de triglicéridos. Los fibratos descomponen las partículas de triglicéridos y las utilizan en el organismo de otras maneras. Los niveles reducidos de triglicéridos pueden dar lugar a niveles más elevados de colesterol HDL.

Sobre Susana Caballero

Mira también...

Liberar estres

¿Estrés? 5 técnicas de relajación que te ayudarán a controlarlo

5 (100%) 1 voto A diferencia de lo que muchas personas creen, el estrés es …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.