Inicio / Otros / Caries dentales, causas y como prevenirlas

Caries dentales, causas y como prevenirlas

Califica este post

La caries dental es la destrucción  de los tejidos de los dientes causada por la presencia de ácidos producidos por las bacterias de la placa depositada en las superficies dentales. Las bacterias fabrican ese ácido a partir de los restos de alimentos de la dieta que se les quedan expuestos. La destrucción química dental se asocia a la ingesta de azúcares y ácidos contenidos en bebidas y alimentos. La caries dental se asocia también a errores en las técnicas de higiene así como pastas dentales inadecuadas, falta de cepillado dental, o no saber usar bien los movimientos del lavado bucal, ausencia de hilo dental, así como también con una etiología genética.

El diente está compuesto por

Esmalte dental: El esmalte dental está compuesto por una densa red de cristales de hidroxiapatita (mineral más duro del cuerpo humano) con minerales como el calcio hidratado y fosfatos que le dan la fortaleza que ofrece. Es un tejido duro, acelular (por lo tanto no es capaz de sentir estímulos), que cubre la superficie de la corona del diente. Está compuesto por un 96% de materia inorgánica (cristales de hidroxiapatita), un 2% de materia orgánica y un 2% de agua.

Sin embargo, tiene un problema fundamental y es que no se puede regenerar, es decir, una vez que se pierde se pierde para siempre, es de color blanco o transparente siendo el color de los dientes dado por la dentina que se trasluce a través del esmalte dental.

Dentina: Es un tejido duro y con cierta elasticidad, de color blanco amarillento, no vascularizado, que está situado inmediatamente por debajo del esmalte. Está compuesta por un 70 % de tejido inorgánico (cristales de hidroxiapatita), un 18% de materia orgánica (proteínas colágenas, responsables de la elasticidad) y un 12% de agua.

La dentina es un tejido intermedio que forma la mayor parte del diente denos y calcificado semejante al hueso, se encuentra por dentro del esmalte en la porción coronario y del cemento en la porción radicular, es más dura que el hueso pero más blanda que el esmalte, contiene gran cantidad de túbulos en su interior alberga unas fibras nerviosas capaces de transferir sensaciones de dolor que se hace por medio de las fibrillas de tomes.

La dentina en condiciones normales no se encuentra en contacto con el exterior salvo que el diente presente una anomalía en el esmalte o el limite amelodentinario.

Cemento radicular: Es un tejido duro, parecido al hueso, que rodea la superficie externa de la raíz. Tiene como función principal anclar las fibras llamadas ligamento periodontal, a la raíz del diente. En el adulto está compuesto por un 45-50% de sustancias inorgánicas (fosfatos de calcio), un 50-55% de material orgánico (colágeno y mucopolisacáridos) y agua.

  El cemento no está vascularizado y además carece de inervación propia, no tiene capacidad de ser remodelado y es por lo general más resistente a la resorción que el hueso.

Pulpa dentaria: Tejido conjuntivo de consistencia gelatinosa muy irrigado es decir que contiene vasos sanguíneos (arteria y vena) que conducen la sangre hacia el diente y fibras nerviosas que le otorgan sensibilidad; contenido en el interior de los dientes. Su función más importante es la formación de la dentina.

Periodonto: Son las estructuras que dan soporte y sustentabilidad al diente.

como prevenir las caries

Existen varios tipos de caries

Caries coronal: Son las más comunes, se presentan tanto en niños como en adultos, y generalmente sobre las superficies de masticación o entre los dientes. La caries es un proceso infeccioso en el que varios microorganismos de la placa dentobacteriana como Streptococcus mutans y Lactobacillus acidophilus producen ácidos que atacan principalmente el componente inorgánico del esmalte dental y provocan su desmineralización.

Regularmente el proceso de la caries se inicia en el esmalte de la corona de los dientes y cuando existe migración gingival el proceso carioso puede establecerse también en la porción radicular e invadir el cemento dentario y, posteriormente, la dentina radicular.

Caries radicular: Es una enfermedad secundaria a la exposición bucal del cemento por retracción gingival fisiológica, senil o por enfermedad periodontal. La caries radicular es la más frecuente en los ancianos y será un reto muy grande en el futuro tanto para los pacientes como para los odontólogos, como las raíces no están recubiertas por esmalte, estas zonas expuestas pueden afectarse fácilmente.

Factores de riesgo

  • Bebés alimentados con biberón después de aparecer los primeros dientes y adicionar compuestos azucarados a la leche, ya que esto los hace más propensos a padecer de caries.
  • Se debe realizar una buena higiene bucal así no hayan aparecido los primeros dientes, especialmente a la hora de dormir.
  • Permitir que el bebé se duerma con el biberón en la boca, ya que la leche que quede en la cavidad bucal fomentará la aparición de caries.
  • La ingesta frecuente de dulces y chupetes azucarados, debido a que los azucares es convertida en ácidos por las bacterias propias de la cavidad bucal.
  • Soplar los alimentos de los niños, darles besos en la boca y compartir cubiertos.
  • PH bucal siendo diferente en cada ser humano y es un factor importante para la evolución de las caries.
  • Falta de flúor ya que se debilita el esmalte del diente lo que puede provocar la aparición de las caries.
  • Los alimentos ricos en ácidos promueven la desmineralización del diente causando el desarrollo de la placa dental

Tratamiento

En los adultos, los dentistas pueden aplicar selladores en molares que tienen los primeros signos de caries en los dientes, siempre y cuando la descomposición no ha destruido el esmalte.

Una vez que el esmalte se ha comprometido de forma irreversible, el tratamiento constara de dos partes, La primera consiste en la eliminación del agente infeccioso y tejidos dentales afectados. La segunda parte consiste en la restauración o rehabilitación del diente, utilizando calzas o resinas.

 En casos más graves, un tratamiento de conductos (endodoncia) puede ser necesario.

En niños, los dos molares de bebé y molares permanentes pueden ser sellados. Los dentistas también pueden aplicar barniz de flúor en ambos dientes primarios y permanentes para protegerlos contra las caries.

Como prevenir las caries

caries dentales

  • Cepillarse los dientes por lo menos dos veces al día, usar hilo dental y enjuague bucal diariamente para eliminar la placa depositada entre los dientes y debajo de la encía.
  • Someterse a revisiones dentales periódicas. La atención preventiva ayuda a evitar que ocurran problemas y que los problemas menores se conviertan en mayores.
  • Llevar una dieta equilibrada restringida en alimentos con almidones o azúcares. Cuando se ingiera estos alimentos debe hacerse junto a una comida y no entre comidas para minimizar así la cantidad de veces que expone los dientes al ácido que producen las bacterias.
  • Utilizar productos dentales que contengan flúor, incluida la pasta de dientes.
  • Visitar al dentista regularmente para recibir limpiezas profesionales y un diagnóstico a tiempo.

Sobre Susana Caballero

Mira también...

Liberar estres

¿Estrés? 5 técnicas de relajación que te ayudarán a controlarlo

5 (100%) 1 voto A diferencia de lo que muchas personas creen, el estrés es …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.