Inicio / Cabello / Caída del cabello / Caída del cabello, causas y remedios

Caída del cabello, causas y remedios

Califica este post

La caída del cabello o también llamado alopecia  es la pérdida anormal o rarefacción del cabello, por lo que el término se considera un sinónimo de calvicie. Puede afectar al cuero cabelludo o a otras zonas de la piel en la que existe pelo, como las pestañas, cejas, axilas, región genital y barba.

Ciclo de crecimiento normal del pelo

El cabello presenta 3 etapas durante su desarrollo

Fase anágeno: Es la primera fase y la más larga, dura entre 2 y 6 años, durante la cual el pelo crece un centímetro al mes por término medio.

Fase catágeno: También llamada fase de reposo, que dura unos 20 días.

Fase telógeno: o de caída, período que dura alrededor de 3 meses. Por término medio en un día se pierden alrededor de 70-101 cabellos, que en condiciones normales van siendo sustituidos por otros nuevos que genera el folículo piloso.

Factores que causan la caída del cabello

por que se cae el cabello

Actualmente muchas personas tienen que lidiar con este problema capilar, ya que son muchos los factores que pueden desencadenarlo. Entre sus principales causas están:

Genético

Tanto hombres como mujeres tienden a perder grosor y cantidad del cabello con la edad. Este tipo de calvicie por lo regular no es causado por una enfermedad y está relacionada con el envejecimiento, la herencia y cambios en la hormona testosterona. La calvicie hereditaria o «de patrón» afecta mucho más a los hombres que a las mujeres. La calvicie de patrón masculina puede suceder en cualquier momento después de la pubertad. Cerca del 80% de todos los hombres muestra señales de calvicie de patrón masculina a la edad de 70 años.

Estrés físico o emocional

El estrés físico o emocional puede causar la caída de la mitad hasta tres cuartos del cabello en el cuero cabelludo. Este tipo de pérdida de cabello se denomina efluvio telógeno. El cabello tiende a salir en manojos mientras se aplica el champú, se peina o se pasan las manos a través del pelo. Es posible que usted no note esto durante semanas a meses después del episodio de estrés. La muda de cabello disminuirá durante 6 a 8 meses. El efluvio telógeno generalmente es temporal, pero puede volverse prolongado (crónico).

Las causas de este tipo de caída del cabello son:

  • Fiebre alta o infección grave
  • Parto
  • Cirugía mayor, enfermedad grave, sangrado súbito
  • Estrés emocional intenso
  • Dietas drásticas, especialmente las que no contienen suficiente proteína
  • Fármacos, incluso retinoides, pastillas anticonceptivas, betabloqueadores, bloqueadores de los canales del calcio, ciertos antidepresivos, AINE (entre ellos, ibuprofeno)

Algunas mujeres de 30 a 60 años pueden notar un adelgazamiento del cabello que afecta todo el cuero cabelludo. La pérdida de cabello puede ser abundante al principio, y luego disminuye o se detiene de manera gradual. No existe ninguna causa conocida para este tipo de efluvio telógeno.

Otras causas

Otras causas de la pérdida de cabello, especialmente si es un patrón inusual incluyen:

  • Alopecia areata (parches de calvicie que se dan en el cuero cabelludo, la barba y posiblemente las cejas. Las pestañas también se pueden caer).

tipos de caída del cabello

  • Trastornos autoinmunitarios como el lupus.
  • Ciertas enfermedades infecciosas como la sífilis.
  • Uso excesivo de champú y secador.
  • Cambios hormonales.
  • Enfermedades tiroideas.
  • Hábitos nerviosos como arrancarse el cabello continuamente o frotarse el cuero cabelludo.
  • Radioterapia.
  • Hongos de la cabeza (tiña del cuero cabelludo).
  • Tumor del ovario o de las glándulas suprarrenales.
  • Peinados que ponen demasiada tensión en los folículos del cabello.

Tratamiento

Si el origen de la caída del cabello se debe a alguna enfermedad específica, es importante tratarla, pero en general existen algunos consejos que pueden evitar la caída del cabello como:

  • Realizar diariamente un ligero masaje con la yema de los dedos sobre el cuero cabelludo, favoreciendo la circulación y la irrigación sanguínea.
  • Beber suficiente agua diariamente.
  • Llevar hábitos de alimentación saludables
  • Ingerir una dieta rica en vitamina A
  • Disminuir el consumo de cafeína
  • Evitar peinados muy apretados.
  • Evitar el tabaquismo, ya que debilita los folículos pilosos favoreciendo a la caída del cabello
  • Lavar el cabello dos veces por semana
  • Disminuir el uso de planchas y secadoras.
  • Recurrir al tinte solo cuando sea necesario y bajos en amoniaco, debido a que estos químicos debilitan la raíz, perdiendo a la vez fuerza y brillo.

Algunos remedios naturales

Mascarilla de yogur: el yogurt es es un poderoso ingrediente de belleza y un excelente producto para la piel y el cuidado del cabello. Contiene vitamina B6 y B12, zinc, ácido láctico, calcio y magnesio que son vitales para tu cabello y para nutrir los folículos pilosos.

Sus propiedades hidratantes lo convierten en un gran acondicionador natural, y el ácido láctico natural en el yogurt lo hace ideal para la limpieza del cuero cabelludo, eliminando las células muertas y ayudando a los folículos pilosos a crecer.

Aceite de oliva: es un producto natural que proviene de la presión en frío del fruto del olivo y  que contiene propiedades antiinflamatorias, antibacterianas y antifúngicas que promueven la salud del cuero cabelludo, haciéndolo ideal para pieles y cabellos sensibles. El aceite de oliva también previene la caspa y calma la picazón del cuero cabelludo, y puede retrasar o incluso prevenir la pérdida de cabello ya que bloquea la hormona responsable de la contracción del folículo piloso (hormona dihidrotestosterona).

Aloe vera: es muy efectivo en el acondicionamiento del cabello, para el tratamiento de la caspa y para promover el crecimiento del pelo, sus enzimas naturales destruyen las células muertas de la piel y conservan el nivel de pH del cuero cabelludo equilibrado y cabello hidratado.

aloe vera para la caída del cabello

Jugo de remolacha: Además de ser muy saludable para el organismo, el jugo de remolacha es un buen aliado de la salud capilar, capaz de frenar la caída y promover el crecimiento saludable. Contiene hidratos de carbono, proteínas, potasio, fósforo, calcio y vitaminas B y C, que son esenciales para un cabello saludable y fuerte.

Sobre Susana Caballero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.