Inicio / Otros / anafilaxia, reacción alérgica potencialmente mortal

anafilaxia, reacción alérgica potencialmente mortal

Califica este post

La anafilaxia o también llamado shock anafiláctico  consiste en una reacción inmunitaria generalizada del organismo, que constituye una de las complicaciones más graves y potencialmente mortales.

En otras palabras es un tipo de reacción alérgica potencialmente mortal, afecta a todo el organismo y se instaura a los pocos minutos de haber estado expuesto al alérgeno. Podría definirse también como una reacción «explosiva» del sistema inmune hacia un agente externo.

Las alergias no son iguales para todo el mundo, cada persona puede presentar alergia a determinadas sustancias, o no presentar ninguna.

Son muchos y muy variados los alérgenos que pueden causar una reacción alérgica, y por tanto, un shock anafiláctico. El afectado sufre una reacción alérgica exagerada por lo cual el choque alérgico es muy peligroso y puede provocar una parada cardiorrespiratoria en poco tiempo.

Causas de la anafilaxia

causas de anafilaxia

Con mayor frecuencia, la anafilaxia es el resultado de reacciones inmunológicas a los alimentos, medicamentos y picaduras de insectos, pero la puede inducir un agente capaz de producir una degranulación espontánea, sistémica de mastocitos o basófilo.

Los tejidos de diferentes partes del cuerpo liberan histamina y otras sustancias. Esto produce constricción de las vías respiratorias y lleva a que se presenten otros síntomas.

Afecta a varios órganos a la vez: los más frecuentemente implicados son la piel, el sistema cardiovascular, respiratorio y, en ocasiones, digestivo.

Algunos fármacos como la morfina, los medios de contraste para radiografías, el ácido acetilsalicílico (aspirin) entre otros pueden producir una reacción similar a la anafiláctica (reacción anafilactoide) en la primera exposición que tienen las personas a ellos.

 Los desencadenantes más frecuentes de un choque anafiláctico son:

  • Picaduras de insectos (por ejemplo, picadura de avispa)
  • Medicamentos (por ejemplo, penicilina)
  • Inyecciones de contraste para la realización de exámenes radiológicos
  • Alimentos (por ejemplo, nueces)

Estas reacciones no son iguales a la respuesta del sistema inmunitario que ocurre con la anafilaxia verdadera, pero sus síntomas y el tipo de complicaciones son los mismos.

Síntomas de la anafilaxia

El cuadro clínico suele comenzar con intenso picor en palmas y plantas, cuero cabelludo y área genital. Suele continuar con palpitaciones intensas (taquicardia), que pueden acompañarse de: enrojecimiento intenso generalizado

  • Dificultad respiratoria
  • Diarrea
  • Mareo y pérdida de conciencia.
  • Mala articulación del lenguaje
  • Hinchazón de cara ojos y lengua

En casos de no ser atendido a tiempo o surgir cualquier complicación, suele desembocar en colapso cardiocirculatorio. Síntomas del shock anafiláctico (independientemente de la causa): piel fría, pálida y sudorosa, venas subcutáneas colapsadas, hipotensión, oliguria o anuria, defecación involuntaria y pérdida de la conciencia. Puede presentarse paro cardíaco.

Diagnóstico

tratamiento para la anafilaxia

La anafilaxia se diagnostica por el cuadro clínico que presenta el paciente. Son unos síntomas muy característicos y el médico que valore al paciente reconocerá fácilmente si se trata de un episodio de anafilaxia.

El médico percibe los signos típicos del choque anafiláctico y mide el pulso y la presión sanguínea e inicia el tratamiento de inmediato. En el hospital se pueden realizar otras pruebas como análisis de sangre y un electrocardiograma, mostrando trastornos de excitabilidad mostrando alguna lesión isquémica del miocardio.

La gasometría arterial es una técnica de monitorización respiratoria invasiva que permite, en una muestra de sangre arterial, determinar el pH, las presiones arteriales de oxígeno y dióxido de carbono y la concentración de bicarbonato; que puede ser útil para excluir embolia pulmonar, estatus asmático y aspiración de cuerpo extraño.

 La radiografía de tórax y la evaluación de la epiglotitis están indicadas en pacientes con compromiso respiratorio agudo.

Tratamiento

El tratamiento debe ser urgente y consistirá en la administración de fármacos por vía oral e intravenosa, en la mayoría de los casos para revertir la situación y que no se vea comprometida la vida del paciente.

El médico coloca un acceso en la vena a través del cual administra los siguientes medicamentos:

anafilaxia

  • Adrenalina, que se puede administrar de forma subcutánea
  • Líquido (expansor de plasma/HES, solución de Ringer, solución salina)
  • Glucocorticoides (cortisona, prednisolona)
  • Antihistamínicos (clemastina, cimetidina)

Adicionalmente, el médico puede administrar beta-2-simpaticomiméticos. Estas sustancias dilatan los bronquios y son útiles si el choque anafiláctico provoca inflamación y constricción de las vías respiratorias.

La anafilaxia puede ser mortal sin el tratamiento oportuno. Los síntomas por lo general mejoran con la terapia adecuada, así que es importante actuar de inmediato.

Prevención

Existen ciertas medidas que se deben de tener en cuenta para los pacientes diagnosticados con algún tipo de alergias:

  • Evitar exponerse al alérgeno que ha causado la reacción es clave para prevenir que pueda volver a suceder.
  • En el caso de alimentos, recabar información acerca de aquellos que contengan esa sustancia y eliminarlos de forma absoluta de la ingesta.
  • En el caso de alergia a picadura de avispa o abeja, existe una vacuna que es altamente eficaz.
  • Si un niño presenta alergias a ciertos alimentos se debe introducir un nuevo alimento a la vez en cantidades pequeñas, para reconocer cual alimento provoca la alergia.

Ciertas medidas deben aplicarse en caso de una cirugía programada en un paciente con antecedentes atópicos.

  • Se escoge el anestésico menos alergizante y menos histamino-liberador.
  • Con cuarenta y ocho horas de antelación se coloca un antihistamínico (astemizol).
  • Se premedica un inhibidor de la activación del complemento (ácido epsilonaminocaproico).
  • Se prescribe un tranquilizante.

Complicaciones

En caso de tener alguna reacción alergica grave es importante que el paciente se unyecte una dosis de adrenaluna antes de llegar la servicio médcio y evitar complicaciones.

Sin tratamiento rápido, la anafilaxis puede resultar en:

  • Obstrucción de las vías aéreas
  • Paro cardíaco (no hay latidos cardíacos efectivos)
  • Paro respiratorio (ausencia de respiración)
  • Shock

Sobre Susana Caballero

Mira también...

Liberar estres

¿Estrés? 5 técnicas de relajación que te ayudarán a controlarlo

5 (100%) 1 voto A diferencia de lo que muchas personas creen, el estrés es …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.