Inicio / Otros / Los amigos imaginarios de los niños y cual es el papel de los padres

Los amigos imaginarios de los niños y cual es el papel de los padres

Califica este post

Los amigos imaginarios son personajes ficticios que algunos niños crean y a los que suelen asignar un papel tutelar o lúdico.

Los amigos imaginarios pueden acompañar al niño hasta el inicio de la infancia y en ocasiones, hasta la adolescencia.

El amigo imaginario en los niños surge dentro de una etapa evolutiva normal, entre los dos y tres años aproximadamente, cuando ya se tiene las bases lingüísticas desarrolladas; y no todos los niños lo tienen por lo que no se trata de un parámetro universal.

Qué niños tienen amigos imaginarios

Aunque no existe un patrón en el que aparezcan estos amigos imaginarios, si son más probables que se den en hijos únicos o en el primero de los hermanos, como una forma de llenar ese vacío social en los juegos. Igualmente, la presencia de estos amigos imaginarios ha sido asociada a cierto grado de sensibilidad por parte del pequeño, siendo éstos más creativos y artísticos de adultos.

Sonia Rojas Conca, psicóloga del centro AGSPsicólogos de Madrid apunta un estudio realizado por la Universidad de Washington y la Universidad de Oregon y dirigido por las investigadoras Marjorie Taylor y Stephanie Carlson. Los resultados del estudio concluyeron que dos de cada tres niños tienen amigos imaginarios de los cuatro a los siete años. Además, el estudio señala que una tercera parte de los niños en edad escolar lo seguía teniendo y que el 70% del total de la muestra (152 niños) eran niños primogénitos o hijos únicos.

Qué papel juegan los padres

amigos imaginarios en los niños

La presencia de amigos imaginarios es un hecho que no debe preocupar a los padres, por el contrario se debe actuar con gran naturalidad; los padres no deben rechazarlo ni ignorarlo.

Normalmente, los padres suelen reaccionar con preocupación cuando perciben que el niño tiene un amigo imaginario; sin embargo, el mensaje tiene que ser claro: no hay que preocuparse ya que forma parte del proceso natural de evolución y desarrollo del niño.

Es conveniente que los niños interactúen con otros niños y con los padres; y mientras los niños juegan con sus amigos imaginarios es aconsejable aumentar la vigilancia hacia el niño.

Los niños con amigo imaginario no debe ser regañado pero tampoco se debe fomentar la existencia de ese amigo si el niño no la tiene; pero hay que dejar claro que no se le debe permitir que se exima de responsabilidad por atribuirle la culpa a su amigo imaginario o que deje de estar con sus amigos por estar con su amigo imaginario.

Los niños siempre deben preferir jugar con sus amigos reales, uno de los beneficios del juego en la infancia, es que los niños aprenden a ceder, a cooperar, a ser compañeros y a ponerse en distintos roles, mientras juegan.

Por todo ello, es muy importante que jueguen con niños reales, para que aprendan todas estas características del juego. Si juegan siempre con su amigo imaginario, se jugará siempre a lo que el niño quiera, y no aprenderá esos valores tan importantes para un futuro.

Creatividad y el amigo imaginario

No existe un perfil característico de niños que tienen amigos imaginarios, sin embargo, sí parece influir de forma directa la creatividad del niño. Normalmente, si un niño es muy creativo y tiene muchas fantasías, es normal la aparición en su vida de un amigo imaginario. Incluso, hay estudios que demuestran que si el niño ha tenido un amigo imaginario en la infancia, cuando llegan a la adolescencia, suelen ser niños más creativos, con mayor empatía y buenas habilidades lingüísticas.

Qué papel desempeña el amigo imaginario

Algunos autores afirman que estos amigos imaginarios cumplen una función de protección para el pequeño, en el sentido de que le proporcionan compañía e interacción, pero también les sirve para liberarse de las tensiones de su día a día, ya sea del centro educativo o de la casa, sirviendo en algunos casos de resguardo cuando el mundo de los adultos les resulta demasiado estresante e incomprensible.

Otras funciones del amigo imaginario que ejercen en el niño son:

  • Los niños liberan sus sentimientos positivos y negativos
  • Adquieren más confianza en sí mismo. En su «lógica», si su amigo imaginario consigue vencer al mal, él también es capaz de hacerlo
  • Favorece al autoestima del niño, haciéndolos sentir más fuertes y capaces
  • Aprenderán a controlar sus emociones
  • Desarrollan habilidades sociales.

Cuando el amigo imaginario se vuelve una preocupación

Cuando los niños se adentran en este mundo de fantasía e imaginación, los padres solo tendrán razones para preocuparse si su hijo se agarra al amigo imaginario a tal punto que lo impida cumplir con sus tareas y compromisos cotidianos, o que vean que su hijo ya no desea tener amigos reales para jugar y relacionarse.

Existe algunas manifestaciones que sirven como parámetros que pueden ayudar a establecer si el niño puede requerir la intervención de un profesional; estas son:

Habla egocéntrica: El niño al hablar, no se preocupa de su interlocutor, ni si alguien lo está escuchando; generalmente habla de sí mismo y de temas de su propio interés. En ningún momento intenta alguna interacción con alguien, ni con su amigo imaginario.

Fantasía a la hora de responder: llevan una tendencia a contestar de forma fantasiosa e imaginativa, todo ello sin buscar engañar.

Hechos traumáticos: Es uno de los factores más fáciles de identificar, ya que suelen ser repetitivas, en cuanto a su contexto y contenido, y siempre generan gran ansiedad y nerviosismo al pequeño.

precauciones con el amigo imaginario

Falsos amigos imaginarios es el amigo imaginario con comportamientos negativos para el pequeño, lo que hace que el juego no sea algo buscado y querido, sino evitado, asociado a altos niveles de estrés, miedo y en algunos casos a problemas psicológicos en el ambiente familiar donde se desarrolla.

El fenómeno del amigo imaginario, a diferencia de lo que se puede pensar, es una gran oportunidad para los padres de acercarse al mundo emocional del pequeño, ya que éste va a expresar a su amigo imaginario sus deseos, anhelos, pero también tensiones y preocupaciones, por lo que si los padres están atentos, puede descubrirlo y con ello conocer las carencias y necesidades del pequeño, que de otra forma no advertirían.

Sobre Susana Caballero

Mira también...

Liberar estres

¿Estrés? 5 técnicas de relajación que te ayudarán a controlarlo

5 (100%) 1 voto A diferencia de lo que muchas personas creen, el estrés es …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.