Inicio / Piel / Ácido hialurónico, usos, propiedades y beneficios

Ácido hialurónico, usos, propiedades y beneficios

Califica este post

El ácido hialurónico es una sustancia que se encuentra de manera natural en el organismo, puesto que forma parte de numerosos tejidos y órganos del cuerpo como los cartílagos o la propia piel. A medida que pasan los años, la presencia de esta sustancia va disminuyendo considerablemente en el cuerpo.

El ácido hialurónico (AH) es un polisacárido del tipo de glucosaminoglucanos con enlaces β, que presenta función estructural, como los sulfatos de condroitina. De textura viscosa, existe en la sinovia, humor vítreo y tejido conjuntivo colágeno de numerosos organismos y es un importante glicosoaminoglicano en la homeostasis articular.

En seres humanos destaca su concentración en las articulaciones, los cartílagos y la piel.

Usos del ácido hialurónico

La característica principal del ácido hialurónico es su gran capacidad para atraer y retener el agua, por lo que en cosmética se ha convertido en uno de los ingredientes fetiche para cremas y tratamientos antiedad. En su uso tópico aporta grandes dosis de hidratación a la piel, además de darle un aspecto más terso y ayudar a rellenar las pequeñas arrugas y líneas de expresión.

Uso médico y terapéutico

Se utiliza como cicatrizante de heridas y úlceras de de cúbito en aplicación tópica; también se utiliza en la viscososuplementación, una técnica para sustituir el líquido sinovial perdido durante las artroscopias y como tópico o en sesiones de mesoterapia.

El principal uso en la medicina es como material de relleno en cirugía y odontología estética, pero también es utilizado en:

Atletas: El efecto del ácido hialurónico en las articulaciones puede acelerar la recuperación después de un esguince de tobillo.

Artrosis de rodilla: el ácido hialurónico actúa como mecanismo de acción para la viscosuplementación promoviendo la producción endógena de hialurónico, facilitando la mejora de los pacientes con artrosis. De igual manera, desde los años 70 el ácido hialurónico ha sido inyectado en las rodillas de caballos de carreras artríticos para reducir la inflamación.

usos del ácido hialurónico

 Su uso está basado en la existencia natural en las articulaciones. Es una parte fundamental de la mezcla del líquido sinovial que actúa como lubricante de rodillas, codos y falanges.

Dentro de la cavidad articular ofrece protección frente a la carga y peso del cuerpo favoreciendo el movimiento. Actúa como lubricante y gracias a sus propiedades captadores de agua se convierte en una especie de gelatina que lubrica las articulaciones.

La sustancia en las articulaciones tiene el aspecto de la clara de huevo. Es un gel denso e incoloro y está compuesto por azúcares o hidratos de carbono. En el tratamiento de enfermedades como la artritis se usa en forma de inyecciones y estas deben ser aplicadas por médicos en clínicas de estética o especialistas en centros de rehabilitación. El uso mediante infiltraciones siempre debe ser guiado por un profesional.

  • El ácido hialurónico elimina y mejora el dolor de las articulaciones
  • Elimina la sensación de cansancio
  • Ayuda a recuperar la movilidad pudiendo llegar a la recuperación total.

Uso estético

Este material, además de alisar los pliegues subcutáneos estimula la producción de colágeno, lo que multiplica y prolonga el resultado rejuvenecedor. Su utilización destaca en relleno y contorneado de los labios y pómulos, así como para alisar la frente y las marcas cutáneas aunque también se administra para reducir las cicatrices del acné severo y otros problemas cutáneos que ocasionen pérdida de piel.

El ácido hialurónico comenzó a usarse en cosmética como un tratamiento antiarrugas en la década de los 90, en forma de viales inyectables que consiguen, de manera prácticamente inmediata, devolver a la piel su volumen inicial e hidratarla en profundidad, mejorando también su tersura y luminosidad. Así, se corrigen los primeros signos del envejecimiento cutáneo manteniendo nuestra piel joven por más tiempo.

Utilizado en cremas y productos cosméticos tópicos:  el ácido hialurónico sirve para mejorar el estado general de la piel. Es un poderoso hidratante que mejora las condiciones del sistema celular, aporta hidratación y permite que la vida orgánica tenga mejor salubridad.

cremas con ácido hialurónico

El ácido hialurónico de uso estético ofrece beneficios como

  • Hidratar la piel y mejora la absorción de líquidos de las células.
  • Incentiva la producción de colágeno.
  • Previene el envejecimiento prematuro de la piel
  • Previene enfermedades oculares manteniendo la buena salud de los ojos.
  • Crea volumen, función indispensable para realizar rellenos faciales con efectos naturales.

Complemento alimenticio

Se usa para fomentar la reparación de los cartílagos que conforman las articulaciones. Algunas personas, debido a que realizan deportes con muchos impactos tienen que reponer el tejido duro que permite la movilidad. Los corredores de fondo así como otros muchos deportes son buenos para la salud pero tienen un desgaste. Tomarlo como complemento de la alimentación ayuda a mejorar esa reposición y reparación diaria.

En personas de edad avanzada retrasa el avance de los síntomas del envejecimiento, ya que con la edad se disminuye la producción natural de colágeno e ácido hialurónico perdiendo elasticidad tanto en la piel como en las articulaciones causando dolor.

Contraindicaciones

Por lo general, el ácido hialurónico es una sustancia segura, ya que está presente en nuestro cuerpo de manera natural y su rechazo por parte del paciente es poco frecuente.

Esto es así, siempre y cuando su aplicación se lleve a cabo por parte de profesionales autorizados para hacerlo y con productos que cumplan todas las normativas.

A pesar de lo seguro de su aplicación y de sus resultados, existen ciertos efectos secundarios que pueden aparecer una vez que se ha realizado el tratamiento:

Sensibilidad y aparición de hematomas o bultos en las zonas donde se ha aplicado.

  • Dolor y molestias.
  • Irritación, dureza y enrojecimiento de la piel.

La mayoría de estos efectos suelen desaparecer en un corto período de tiempo que oscila entre las 48 horas desde que se realizó la aplicación hasta una semana después.

En cualquier caso, existen algunas contraindicaciones de los tratamientos con ácido hialurónico como, por ejemplo, que no debe aplicarse a personas que padezcan algún tipo de alergia severa, en zonas donde exista un proceso inflamatorio o infeccioso ni durante el embarazo o la lactancia.

Sobre Susana Caballero

Mira también...

tratamientos de belleza caseros

5 tratamientos de belleza caseros ¡En menos de cinco minutos!

Califica este post ¿Has visto la cantidad de tratamientos de belleza que existen?, ¿qué te …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.