Inicio / Sexualidad / Citología cervical y la importancia en las mujeres

Citología cervical y la importancia en las mujeres

Califica este post

La citología cervical es una prueba diagnóstica que se realiza a las mujeres, en la que se examinan células del cuello uterino. El cuello del útero, también conocido como cérvix, es la parte inferior y más estrecha del útero y está localizado al final de la vagina. Las células se obtienen introduciendo un cepillo y una pequeña espátula en la vagina con los que se realiza un suave raspado en el cuello del útero. La muestra se extiende en un cristal llamado porta o se mete en un líquido conservante para mirarla posteriormente al microscopio.

La citología cervical o de cérvix también se llama comúnmente citología vaginal, frotis vaginal o test de Papanicolaou, en honor a un médico griego que desarrolló esta técnica en la primera mitad del siglo XX.

Para que sirve la citología cervical

Con la citología cervical se puede detectar el cáncer de cuello uterino en etapas tempranas, lo que permite realizar tratamiento oportuno. Además, es la forma más efectiva de detectar el Virus del Papiloma Humano (VPH), principal causante del Cáncer de Cuello Uterino (CCU).

Este virus origina cambios en la morfología y en las estructuras de las células del cuello del útero que hace que se puedan trasformar en células malignas. En el raspado que se hace durante la prueba se recogen estas células, las cuales pueden presentar cambios pre-malignos, indicativos de que están evolucionando hacia cáncer, o pueden ser ya células cancerosas.

Quienes deben realizarse la citología cervical

Todas las mujeres que ya han empezado a tener relaciones sexuales o todas aquellas mujeres mayores de 21 años, así no tengan relaciones sexuales penetrativas, deben hacerse la citología cervical como mínimo una vez por año o con la frecuencia que su médico les indique.

Es importante que las mujeres que aún no han tenido relaciones sexuales penetrativas, le informen al médico o profesional de la salud que realizará la citología, para que utilice un espéculo virginal, ya que éste es más pequeño y evitará molestias para la paciente.

como se realiza la citología cervical

La citología se debe realizar por lo menos una vez al año.  En algunos casos es necesario realizarla en intervalos de tiempo menores dependiendo de los hallazgos de la primera citología y de acuerdo a la recomendación del médico o profesional de la salud.

Preparación para una citología cervical

Es una prueba muy sencilla, la prueba dura unos pocos minutos, es ambulatoria y no se requiere de asistir acompañada. No se requiere tomar ningún medicamento ni antes ni después del examen.

Al momento del examen la mujer no debe estar menstruando o haber dejado pasar por lo menos tres días después de que haya desaparecido el sangrado.

Durante las 72 horas antes del examen, no se debe tener relaciones sexuales, no se debe aplicar óvulos, duchas o cremas vaginales, ya que esto puede alterar los resultados del examen.

Como se realiza una citología cervical

porque realizarse la citologia

La mujer se acuesta en una camilla boca arriba y las piernas abiertas,  Se inserta un espéculo en la vagina, el cual es un instrumento con dos valvas que se separan y permiten abrir la cavidad vaginal y observar al fondo el cuello del útero. Con una pequeña espátula y un cepillo se realiza un suave raspado en el interior y en la parte externa del cuello de útero. Se toman varias muestras que se extienden en pequeño cristal que se mira al microscopio, o se introduce en un líquido conservante para su examen posterior.

Es muy raro que esta prueba ocasione alguna complicación. Puede existir un mínimo sangrado que cause un pequeño manchado vaginal, pero que se considera normal. El riesgo de que se produzca una infección es mínimo. No es una prueba dolorosa, aunque la inserción del especulo puede resultar molesta cuando la mujer no está relajada.

Resultados de la citología cervical

El resultado debe ser entregado por un profesional de la salud debidamente capacitado. En el caso de las muestras con resultados anormales, la entrega debe hacerla una enfermera licenciada para que dé a la paciente las indicaciones del caso y la remita de nuevo al médico.

Satisfactorio: Ante un resultado satisfactorio no se puede, ni se debe bajar la guardia. Es importante realizarse una nueva citología en un año, pues las lesiones precancerosas y los cánceres de cuello uterino en etapa inicial muchas veces no presentan señales ni síntomas.

Citología inadecuada: Es en la que no se ha podido estudiar correctamente la muestra por lo que conviene repetirla.

ASCUS: o ASGUS (atypical squamous cells of undetermined significance) y que se traduce como ‘atípia de significado indeterminado’. Este resultado es muy frecuente y significa que las células no son del todo normales, pero que los cambios que presentan no tienen un significado claro. En muchas ocasiones, estos cambios desaparecen espontáneamente y no requieren tratamiento. En cualquier caso este diagnóstico requiere un control más estrecho y en caso de que los cambios anormales empeoren puede requerir un tratamiento.

Lesión intraepitelial de bajo grado o SIL (squamous intraepithelial lesions) de bajo grado. Esto significa que se han encontrado células con cambios anormales debidos al virus del papiloma humano. Se llama intraepitelial porque son células que están dentro de la capa que rodea el cuello del útero o epitelio. Al igual que el ASCUS, el SIL de bajo grado puede desaparecer espontáneamente y no requerir tratamiento, pero requiere de controles más frecuentes por si evolucionan a células malignas.

Lesión intraepitelial de alto grado o SIL de alto grado:  Son células con anormalidades grandes y una alta probabilidad de evolucionar a cáncer si no se realiza un tratamiento. A veces el SIL de alto grado clasifica en varias categorías según el grado de anormalidad de las células. Estos cambios no suelen desaparecer de forma espontánea y suelen requerir un estudio más completo y un tratamiento.

citología cervical

Carcinoma de células escamosas. Significa que se han detectado células cancerosas en la citología. Este hallazgo es muy infrecuente en personas que se han hecho adecuadamente sus revisiones.

Para los cambios celulares menores, los médicos generalmente recomiendan repetir la prueba de Papanicolaou en 6 a 12 meses.

Los exámenes de control pueden incluir:

  • Biopsia dirigida por colposcopia.
  • Un examen del VPH para verificar la presencia de los tipos de este virus que con mayor probabilidad causan cáncer.

Sobre Susana Caballero

Mira también...

Método anticonceptivo mirena

Mirena, dispositivo Intrauterino hormonal, una buena opción anticonceptiva

Califica este post El Mirena es un dispositivo intrauterino (DIU),que actúa como método anticonceptivo por …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.