Inicio / Otros / Cáncer de pulmón, causas, síntomas y tratamiento

Cáncer de pulmón, causas, síntomas y tratamiento

Califica este post

El cáncer de pulmón es un conjunto de enfermedades resultantes del crecimiento maligno de células del tracto respiratorio, en particular del tejido pulmonar, y uno de los tipos de cáncer más frecuentes a nivel mundial.

El cáncer de pulmón es un tumor maligno que nace en el pulmón o en los bronquios, y que puede extenderse a otras localizaciones como el cerebro, los huesos, el hígado y a los ganglios. Supone más de un millón de muertes anuales en todo el mundo y en los casos en los que se sobrevive, las consecuencias de una extirpación de un pulmón o de alguno de sus lóbulos puede generar una importante limitación respiratoria en pacientes que suelen tener una reserva pulmonar disminuida.

Más del 80% de los casos de cáncer de pulmón son causados exclusivamente de la exposición al humo del tabaco. Todo ello indica que a pesar de su alta mortalidad es uno de los cánceres más evitables, sin embargo, aunque el tabaco es el principal responsable de la aparición de esta afección, cualquier persona puede desarrollar un cáncer de pulmón, ya que otros factores ambientales, metabólicos, genéticos, hormonales y alimentarios, pueden estar de alguna forma implicados en su aparición.

diagnóstico del cáncer de pulmón

Clasificación del cáncer de pulmón

La gran mayoría de los tipos de cáncer de pulmón son carcinomas, es decir, tumores malignos que nacen de células epiteliales.

Existen dos formas de carcinoma pulmonar

Cáncer pulmonar de células no pequeñas

Los carcinomas pulmonares de células no-pequeñas se agrupan por razón de que su pronóstico y tratamiento son muy similares. Existen tres subtipos principales: el carcinoma de células escamosas de pulmón, los adenocarcinomas y el carcinoma pulmonar de células grandes.  Se puede distinguir cada tipo por sus diferencias celulares microscópicas, es decir, por las diferencias de sus células al microscopio.

Carcinoma de células pequeñas

Cerca de un 15% de todos los carcinomas de pulmón se corresponden con un cáncer de pulmón de células pequeñas, también llamado carcinoma de células de avena o microcítico. Está íntimamente relacionado con el tabaquismo y suele encontrarse en la parte más central de los pulmones y es el más agresivo de todos; casi siempre invade partes del cuerpo humano muy lejanas de los pulmones.

Causas

La mayoría de los cánceres de pulmón se originan debido a la inhalación de sustancias cancerígenas, donde la mayoría se encuentran en el humo de los cigarrillos; estas sustancias al entrar en contacto con las células del pulmón, tiene la capacidad de alterarlas de manera que comienzan a multiplicarse sin control, formando así un cúmulo de células malignas que se conoce como tumor; provocando complicaciones directamente en el pulmón y posteriormente estas células malignas pasan a la sangre y se diseminan por el resto del cuerpo provocando metástasis.

Factores de riesgo de padecer cáncer de pulmón

Genética y sexo: Existen estudios que indican que a igual exposición al tabaco, las mujeres tienen más riesgo de padecer cáncer de pulmón que los hombres. Además los hermanos e hijos de las personas que han tenido cáncer de pulmón pueden tener un riesgo levemente mayor que la población general.

Riesgos ocupacionales: personas que hayan trabajado con asbesto,  un componente que era habitual en fibrocementos, y cuyas fibras eran inhaladas, siendo altamente cancerígenas. Por este motivo, en la actualidad este tipo de fibrocementos requieren intervención especial en su desmontaje.

El uranio utilizado en minería, aunque es débilmente reactivo, es causante de cáncer de pulmón debido a la incidencia de esta enfermedad en mineros no fumadores.

Contaminación atmosférica: Polución de grandes ciudades, derivada en gran medida de la combustión de motores diésel.

Cicatrización Pulmonar: En más de la mitad de los casos de estoscarcinomas asociados a cicatriz son adenocarcinomas y la interpretación patogénica supone que la proliferación de células malignas debido al proceso de regeneración epitelial de estas lesiones. Estas cicatrices se debe a que anteriormente la persona en algún momento padeció enfermedades como:

como prevenir el cáncer de pulmón

  • Bronquitis crónica
  • Tuberculosis
  • Fibrosis pulmonar
  • Esclerodermia
  • Bronquiectasias

Dieta: Algunos estudios concluyen que una alimentación con pocos alimentos de clase vegetal, podría aumentar el riesgo de cáncer de pulmón en personas que están expuestas al humo del tabaco. La  vitamina E tomada en grandes dosis, puede aumentar el riesgo de cáncer de pulmón, un riesgo especialmente importante entre fumadores.

Síntomas

Los síntomas más frecuentes en pacientes con cáncer de pulmón son:

  • Tos
  • Hemoptisis (Tos con sangre), debido a que el tumor provoca una herida abierta en la luz de las vías aéreas.
  • Sibilancias
  • Dolor torácico y dificultad para inspirar aire
  • Derrame pleural maligno  (líquido entre las costillas y el pulmón impidiendo que este se pueda expandir correctamente.

Diagnóstico

En la mayoría de los pacientes el diagnóstico se plantea ante datos clínicos y cuando en un estudio radiológico se detecta alguna anormalidad pulmonar, pero se requiere de pruebas complementarias para determinar el estado del tumor y que tan avanzado esta:

Radiografía de tórax: Con esta prueba se puede observar alguna anormalidad en casi el 98% de los pacientes con un carcinoma broncogénico.

Tomografía axial computarizada (TAC): Se recomienda en todo paciente con un nódulo pulmonar solitario detectado por radiografía, además que con esta ayuda diagnóstica se diferencia entre nódulos benignos y malignos, Permite además el análisis de lesiones subpleurales y la visualización de pequeños derrames, la posible afectación de pared.

Broncoscopia: Se realiza una vez localizado el tumor y si este se encuentra cercano a un bronquio. Consiste en introducir una cámara con unas pinzas que toman muestras del tumor, para realizar un análisis al microscopio y poder diferenciar qué tipo es; de esta forma, se puede decidir cuál es el mejor tratamiento.

Citología de esputo: Consiste en realizar un análisis al microscopio del esputo del paciente para buscar células malignas. Se realiza cuando hay sospecha previa de cáncer de pulmón.

Mediastinoscopia: Consisten en realizar una endoscopia con un tubo fino con cámara que se introduce por distintos espacios torácicos (mediastino) que se crean entre pulmones, arterias, venas y ganglios. A pesar de ser una técnica invasiva, distintos estudios han demostrado su eficacia en la estadificación preoperatoria del cáncer de pulmón y en el diagnóstico de lesiones mediastinales.

Tratamiento

Cirugía: mediante la tomografía se define si es posible el abordaje quirúrgico  o si la diseminación es tal que no puede ser curada con cirugía. Debido a que el cirujano debe realizar el corte a través de las costillas para llegar al pulmón, las costillas dolerán por un tiempo después de la cirugía. Las actividades se limitan durante al menos uno o dos meses.

Quimioterapia: consiste en la administración de fármacos que también destruyen las células tumorales pero, al igual que la radioterapia, tiene efectos nocivos sobre las células sanas del organismo y provoca efectos indeseables como náuseas, vómitos, cansancio, caída del cabello y llagas en la boca. Los más utilizados en el cáncer de pulmón, particularmente en el de células pequeñas por su buena respuesta, son carboplatino, cisplatino, etopósido y topotecán.

cáncer de pulmón

Algunos estudios han sugerido que los cannabinoides derivados de la marihuana usados durante la quimioterapia han reducido las náuseas y vómitos asociados al tratamiento, permitiendo al paciente comer.

Radioterapia: La radioterapia implica el uso de radiación ionizante, como los rayos X de alta energía, para destruir las células cancerosas y reducir el tamaño de los tumores. Además, la radioterapia se puede usar para aliviar algunos síntomas de cáncer del pulmón como dolor, hemorragia, dificultad para tragar, y problemas causados por las metástasis cerebrales.

Los efectos secundarios de la radioterapia pueden incluir problemas leves en la piel, náuseas, vómitos y cansancio. Frecuentemente estos efectos secundarios duran un corto espacio de tiempo.

Sobre Susana Caballero

Mira también...

Liberar estres

¿Estrés? 5 técnicas de relajación que te ayudarán a controlarlo

5 (100%) 1 voto A diferencia de lo que muchas personas creen, el estrés es …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.