Inicio / Otros / Alcoholismo y como afecta a quien lo padece

Alcoholismo y como afecta a quien lo padece

4 (80%) 4 votos

El alcoholismo es una enfermedad crónica, progresiva y a veces mortal, que consiste en padecer una fuerte necesidad de tomar bebidas alcohólicas. Es un padecimiento que genera una fuerte necesidad de ingerir alcohol, de forma que existe una dependencia física del mismo, manifestándose a través de varios síntomas de abstinencia cuando no es posible su ingesta.

El alcohólico no tiene control sobre los límites de su consumo, que va en aumento a medida que se desarrolla tolerancia al alcohol.

Que es el alcohol

El alcohol es un depresor del Sistema Nervioso Central, que pertenece al grupo de sedantes junto con los barbitúricos y las benzodiacepinas.

El alcohol etílico o etanol es la droga que se encuentra en las bebidas alcohólicas, aunque existen otros tipos de alcoholes como el metílico, que se utiliza principalmente en la industria.

El alcohol etílico se obtiene de dos maneras:

  1. Por fermentación de frutas, vegetales o granos. Ej.: vinos, cervezas.
  2. Por destilación: medio artificial para aumentar la concentración del alcohol de una bebida. Ej.: coñac, ginebra, whisky y vodka.

Como actúa el alcohol en nuestro cuerpo

Este proceso a pesar de ser ingerido bucalmente no tiene nada que ver con el proceso digestivo normal. El alcohol se absorbe en la sangre  través de pequeños vasos sanguíneos que se encuentran en las paredes del estómago y el intestino delgado. Minutos después de ingerir el alcohol, este viaja del estómago al cerebro, donde rápidamente produce su efecto, retrasando la acción de las células nerviosas.

Aproximadamente el 20% del alcohol se absorbe a través del estómago. La mayor parte del 80% restante se absorbe a través del intestino delgado.

El alcohol es un tóxico que, circulando por la sangre, alcanza todos los órganos y sistemas del organismo afectando la respiración intracelular, la producción de neurotransmisores y el metabolismo. Lo que resulta en lenguaje mal articulado, inestabilidad de movimiento, percepciones alteradas e incapacidad para reaccionar con rapidez.

El alcohol también afecta la mente reduciendo la capacidad de la persona para pensar en forma racional, lenguaje mal articulado, inestabilidad de movimiento, percepciones alteradas e incapacidad para reaccionar con rapidez.

borrachera

Una sobredosis de alcohol provoca efectos depresivos mucho más severos como la incapacidad para sentir dolor, intoxicación que obliga al organismo a vomitar la sustancia que le genera daño y finalmente inconsciencia, en el peor de los casos  coma o muerte provocada por una grave sobredosis tóxica. Estas reacciones dependen de la cantidad de alcohol que se consuma y de la rapidez con que se consuma.

En el bebedor habitual aparece el síndrome de abstinencia tras una privación de bebida de uno a cinco días. En este síndrome de abstinencia se dan síntomas orgánicos, neurovegetativos y psíquicos.

Efectos que produce el consumo de alcohol excesivo

Efectos sobre la salud: Tiene efectos en la salud como:

  • La cirrosis hepática alcohólica. –
  • Aumenta el riesgo de padecer algunos tipos de cáncer
  • Enfermedades del corazón
  • El consumo de alcohol durante el embarazo puede causar un crecimiento lento del futuro bebé, defectos de nacimiento o retraso mental, aborto espontáneo o nacimiento prematuro del bebé.
  • depresión
  • impotencia sexual
  • epilepsia
  • Problemas gastro-intestinales: dolor abdominal, naúseas y vómitos
  • Problemas para pensar y razonar.

Efectos sociales y económicos

Estos factores no solo afectan a los que ingieren alcohol en exceso si no a  quienes les rodean (familia, amigos, vecinos) y a la sociedad en su conjunto

  • En el entorno del trabajo puede provocar absentismo (no acudir al puesto de trabajo o llegar tarde), accidentes laborales y un bajo rendimiento, y la posible pérdida de empleo.
  • Puede causar graves consecuencias económicas, debido a la gran cantidad de dinero que disponen para adquirir alcohol.
  • Problemas sociales debido a que la persona que consume alcohol en exceso tiende a volverse violento, agrediendo a las demás personas

El alcoholismo puede resultar de una predisposición genética, debido a la disminución de beta-endorfinas, este déficit se da por un factor hereditario.  También se da por alguna enfermedad mental, el consumo de alcohol abundante, sostenido y abusivo o una combinación de estos factores.

 Esta enfermedad no solo afecta al adicto sino también la vida de todo aquel que se encuentra a su alrededor.

consumo excesivo de bebidas alcohólicas

Síntomas de alcoholismo

  • Cuando se toma alcohol por más tiempo del planeado
  • Intentar dejar de tomar bebidas alcohólicas sin tener una respuesta favorable
  • Tener un fuerte deseo de consumir bebidas alcohólicas
  • Por estar consumiendo bebidas alcohólicas se ausenta de las obligaciones diarias
  • Por el consumo de bebidas alcohólicas se está viendo perjudicada la relación con el entorno.
  • Cada vez necesita de más alcohol para sentir los efectos deseados.
  • Siente abstinencia cuando los efectos del alcohol desaparecen

Tratamientos para el alcoholismo

Actualmente no existe una posible cura para el alcoholismo, sin embargo muchos alcohólicos se mantienen sobrios por periodos de tiempo prolongados de acuerdo a su voluntad y compromiso para vencer esta enfermedad.

 Pero es innegable que para que un adicto al alcohol pueda recibir tratamiento y llegar a una posible recuperación, primero tiene que aceptar su condición de dependencia al licor

Intervención: Muchas personas que consumen con frecuencia alcohol, no reconocen cuando “tomar” se vuelve peligroso. El mejor método es que los miembros de la familia y amigos traten de ayudar a la persona alcohólica a darse cuenta del mal que el consumo excesivo de alcohol está teniendo en sus vidas y en los que le rodean. El tratamiento comienza cuando la persona es capaz de reconocer que tiene un problema con el alcohol.

Desintoxicación: Se debe de hacer manteniendo lejos las bebidas alcohólicas y vigilando que la persona no tome más. La desintoxicación puede durar de 4 a 7 días. El paciente puede tomar medicamentos tranquilizantes o sedantes que le ayuden a aliviar y controlar los efectos de la abstinencia. Es importante consumir una buena alimentación con muchas frutas y verduras.

Rehabilitación: Después de la desintoxicación, los programas de recuperación o de rehabilitación del alcoholismo pueden ayudar a las personas a permanecer lejos de la bebida. Estos programas incluyen diversos consejos, apoyo psicológico, asistencia y cuidados médicos. Es también fundamental el apoyo de familiares, amigos y otras personas desintoxicadas.

Sobre Susana Caballero

Mira también...

Liberar estres

¿Estrés? 5 técnicas de relajación que te ayudarán a controlarlo

5 (100%) 1 voto A diferencia de lo que muchas personas creen, el estrés es …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.